Brasil le ofreció a Obama mediar con Venezuela, Cuba y Bolivia

Brasil se ofreció a mediar en una reconciliación entre el futuro Gobierno de EEUU y Venezuela, Cuba y Bolivia, dijo el ministro brasileño de Asuntos Estratégicos, Mangabeira Unger, a un diario al referirse a la reunión que tuvo con asesores de Barack Obama la semana pasada.
Unger, en declaraciones publicadas por el diario "O Estado de Sao Paulo", afirmó que en la reunión que tuvo con los asesores del presiente electo de Estados Unidos se mencionó la posibilidad de que Brasil trabaje por la reconciliación entre ese país y los tres latinoamericanos.

Según el ministro, sus interlocutores dijeron que EEUU espera señales claras de que Cuba se convertirá en un Estado democrático.

De acuerdo con "O Estado de Sao Paulo", Unger, que fue profesor de Obama y de algunos de sus asesores en la Universidad de Harvard, fue autorizado por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, a reunirse informalmente la semana pasada con miembros del equipo del futuro presidente estadounidense para conversar sobre las relaciones bilaterales.

En sus declaraciones al diario paulista, el ministro se negó a citar los nombres de las personas con las que se reunió, ya que "Obama decidió no encontrarse oficialmente con ningún representante de otro país antes de su toma de posesión".

Unger aseguró que en la conversación rechazó una sugerencia hecha por los asesores de Obama para que las Fuerzas Armadas de Brasil ayuden a las de Estados Unidos a combatir el narcotráfico en Latinoamérica.

"Las Fuerzas Armadas de Brasil tienen la tarea de defender a Brasil y no se servir de policía en el mundo", afirmó el funcionario al periódico.

Según el ministro, pese a que no hubo consenso en ese asunto, sí fueron iniciadas conversaciones sobre posibles acuerdos en las áreas de defensa, educación y biocombustibles.

Unger aseguró que le propuso a sus interlocutores que Estados Unidos acepte firmar acuerdos de cooperación en el área de defensa con Brasil que no se limiten a la insistencia estadounidense en venderle al país suramericano aviones de guerra y otras armas.

Brasil está en proceso de adquirir nuevos aviones de combate y una empresa estadounidense está entre los finalistas.

"Sentí que, en relación a los cazas, ellos no quieren ofrecer la tecnología, pero admitieron colaborar con Brasil en la construcción de tecnología, en investigaciones y en producción. Podemos intercambiar ideas y técnicos", dijo.

"No vi la arrogancia de la superpotencia. Por el contrario, Estados Unidos está muy receptivo. Nada ayuda a abrir más el camino que las crisis", afirmó.

El ministro agregó que también propuso que los dos países pongan fin a sus disputas comerciales en torno a los biocombustibles (Brasil reivindica el fin de las trabas a la venta de su etanol en EE.UU.) y firmen acuerdos de cooperación para desarrollar los combustibles vegetales y para organizar el mercado internacional de estos productos.

Comentá la nota