Brasil te hace Dunga Dunga

Brasil te hace Dunga Dunga
BRASIL 4 - CHILE 2: Bielsa metió cinco hombres ofensivos y lo tuvo ahí, pero este Brasil, clasificado y con uno menos, te liquida igual.
No hay con qué darle. Están clasificados, se los ve relajados por tener el pasaje a Sudáfrica, faltan cuatro titulares grossos como Kaká, Robinho, Luis Fabiano y Lucio... Encima, Bielsa les pone cinco jugadores en ofensiva para atacarlo los 90 minutos. Ni así Brasil te perdona. Chile, con un estilo tan meritorio como envidiable en tierra brasileña, lo tuvo contra las cuerdas. Pero este Brasil te hace Dunga Dunga...

Se dice que si vas a Brasil a colgarte del travesaño, te comés cuatro. Entonces, si especular no sirve ni entra en tu vocabulario, ponés cinco jugadores en ataque y que sea a matar o morir. Eso habrá pensado Bielsa, consciente de que su esquema audaz no daba lugar a grises. Finalmente, su Chile, que estuvo cerca de matar, terminó muriendo: levantó un 0-2 y casi lo gana 11 contra 10. Igual, murió de pie. A lo grande.

Este Brasil, medio amarrete, igual asusta. No está Kaká pero aparece Dani Alves, el lateral del Barsa, quien conduce como un enganche. No juega Luis Fabiano pero surge la polenta de Adriano y la contundencia de Nilmar... Por algo lidera las Eliminatorias. Por algo llevó a 19 sus partidos invicto. En su propia casa jugó de contra, sí. Pero así, aprovechó los huecos y los errores del rival (imperdonable lo de Jara en el segundo gol).

Pero este Chile, que en otro momento se hubiese derrumbado para acabar con una goleada en contra histórica, fue y fue. Se ve que el Loco les inculcó una mentalidad ganadora y ofensiva porque siguió jugando de igual a igual. Y así llegó el penal que Felipe Melo le cometió a Alexis Sánchez. El ex River se cansó de gambetear y lastimó haciendo la diagonal como extremo derecho.

La roja a Felipe Melo volcó la historia a favor de Chile. Con dos creativos y tres puntas complicó a Brasil y, cuando Suazo metió el 2-2, parecía que tenía el triunfo y la clasificación al Mundial. No pudo ser ayer pero los trasandinos tienen motivos para enorgullecerse. Bielsa les dio puntos y algo importante: grandeza. Con este Brasil no se puede...

Comentá la nota