Brasil: un gran muro impedirá el crecimiento de las favelas en Río

El gobierno de la ciudad brasileña comenzó las obras que separarán las zonas de emergencia, en las que la violencia y el narcotráfico son un verdadero flagelo, de los bosques urbanos y de los barrios ricos
El gobierno del estado de Río de Janeiro comenzó este fin de semana la construcción de muros de cemento que tienen como objetivo frenar el crecimiento de los asentamientos de emergencia conocidos popularmente como favelas.

Las obras comenzaron el sábado en la favela de Dona Marta. Una vez concluídas, el estado de Río de Janeiro contará con un total de 11 kilómetros de muro de unos tres metros de altura que separarán a las favelas de los bosques urbanos protegidos y de las zonas más ricas de la antigua capital de Brasil.

El proyecto encendió polémica desde un principio e, incluso, generó las críticas del presidente brasileño, Lula Da Silva. Varias asociaciones denunciaron que el plan del gobierno es discriminatorio.

Según los datos oficiales, en las 900 favelas de Río de Janeiro viven más de 1,5 millones de personas que conviven con la violencia, un flagelo que ya se convirtió en endémico. El plan del gobierno de Río de Janeiro incluye la destrucción de 550 casas. Sin embargo, se comprometió a indemnizar y a reubicar a los afectados a otras zonas de la ciudad.

Comentá la nota