Brasil: estudian con un mapa de Sudamérica lleno de errores

Fue distribuido en el Estado de San Pablo. Confunde a Uruguay con Paraguay y excluye a Ecuador.
Para los alumnos paulistas del último año de la enseñanza primaria, Paraguay está debajo del Río Grande del Sur y al este de la Argentina, de modo que Asunción puede ser divisada desde Buenos Aires y tiene sus orillas bañadas por el Atlántico. Uruguay, en cambio, se quedó sin Marina por convertirse en país mediterráneo: cubre el noreste y el noroeste argentinos y Montevideo queda a casi dos horas y media de vuelo desde la capital porteña. Pero los paraguayos, en una guerra de la que nunca se tuvo noticia, consiguieron algo excepcional: se adueñaron de gran parte del territorio de Bolivia. Lástima que entre ambos territorios guaraníes en el medio se encuentren los uruguayos.

No es un galimatías. Se trata del mapa de América del Sur que figura en el libro oficial de geografía que el Estado de San Pablo distribuyó entre los estudiantes del 6º grado de las escuelas públicas. San Pablo es la provincia más rica y poblada de Brasil; con una institución universitaria de primerísima línea como la Universidad de San Pablo. Gobernado por José Serra, líder del Partido Socialdemócrata (PSDB) y pre candidato a las presidenciales de 2010, el estado tiene 42 millones de habitantes y una actividad económica que contribuye con 37% del PBI brasileño.

Pero esta envidiable posición no le impidió a la Secretaría de Educación estadual la entrega a sus millones de alumnos de un libro que transforma la geografía sudamericana al punto de eliminar a Ecuador, el país presidido por Rafael Correa. Quién puede llegar a protestar es Evo Morales: le sacaron buena parte de su país y se la entregaron gratuitamente al paraguayo Fernando Lugo. Quizás, los geógrafos brasileños hayan pensado que daban así una solución al conflicto latente entre Paraguay y Brasil por los precios de la electricidad que genera la binacional Itaipú. En política todo es posible. También se debe sentir infeliz el colombiano Alvaro Uribe: en el mapa paulista, los brasileños le sacaron un buen pedazo de la frontera amazónica. Por suerte, la Argentina aparece con sus límites correctos.

Con todo, es preciso destacar el papel crítico de la prensa brasileña, de los docentes y hasta los alumnos. Ellos fueron los que destaparon el "error" que, en una situación de conflicto fronterizo, podría provocar rupturas diplomáticas. La Secretaría de Educación del Estado de San Pablo dijo que no irá a retirar los libros de circulación, ya que las correcciones están en internet. Responsabilizó a la editora, la Fundación Vanzolini, por las equivocaciones. La editorial respondió que la culpa es del gobierno de San Pablo que nombró a los "geógrafos" que debían diseñar el mapa. En total, fueron impresos con esa versión surrealista de América del Sur unos 500.000 ejemplares.

Comentá la nota