Brasil y Chile en su peor año

En el caso del principal socio comercial, el derrumbe en 2009 fue de 7,9%, el mínimo desde 1990. Y en los trasandinos, la baja fue de 8,8 por ciento.
El 2009 fue un mal año para la producción industrial tanto brasileña como chilena. En Brasil la actividad fabril se contrajo un 7,9% a lo largo del año y registró el peor desempeño desde 1990. En Chile las manufacturas cayeron un 8,8% el año pasado y fue la baja más grande en los últimos 27 años.

A pesar de los rojos anuales, la producción de ambos países volvió a crecer en los últimos meses. Según los organismos oficiales la causa de las contracciones fue la misma: el coletazo de la crisis internacional derrumbó la actividad en el primer semestre de 2009. Se estima que en 2010 consolidarán la estabilización.

La actividad productiva sufrió el impacto de la recesión global sobre todo en los primeros meses de 2009. En Brasil la pujante industria paulista sintió fuerte el impacto. En enero la producción se desplomó un 17% y continuó con números negativos hasta noviembre cuando se revirtió la tendencia. En los últimos dos meses del año las manufacturas crecieron un 5% y un 19% interanual respectivamente. El repunte tuvo que ver con la recuperación de la economía mundial. En diciembre, de los 27 sectores que contabiliza el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) 22 registraron aumentos en su producción comparados con el mismo mes de 2008, cuando la recesión global ya asomaba. El rubro automotor creció 130% y máquinas y equipamientos avanzó un 34% interanual. La economía brasileña comenzó su recuperación sobre finales de 2009. El ministro de Hacienda, Guido Mantega, estimó que el PBI crecerá un 5,5% este año y que se crearán 1,5 millones de puestos de trabajo. Además detalló que la expansión estará impulsada por el mercado interno, que según los cálculos oficiales aumentará un 7,3% en 2010.

La Sociedad de Fomento Fabril chilena (Sofofa) también culpó a la crisis internacional por la espectacular caída de su producción. Sin embargo, la entidad destacó que en diciembre la actividad se recuperó y creció un 1 por ciento. Las ventas aumentaron un 1,2% el mes pasado en comparación con el mismo período de 2008, impulsadas por el comercio interno. Pese al rojo de 2009 y el tímido avance del mes pasado, la Sofofa elevó las proyecciones de crecimiento industrial para 2010 y prevé un crecimiento del 6 por ciento.

La economía chilena se recupera lentamente del derrumbe del comercio internacional. El cobre, la principal fuente de recursos del país trasandino, aumentó 0,3 centavos durante enero y sigue su tendencia alcista.

Reunión comercial en son de paz

"La cosa viene pacífica. Ninguno de los dos se va a pintar la cara". El secretario de Industria, Eduardo Bianchi, definió así al pasar, en un pasillo del Palacio de Hacienda, el ánimo diplomático con que el Gobierno espera mañana a una delegación de ministros brasileños que aterrizarán en Buenos Aires para discutir sobre las barreras al intercambio comercial bilateral. El canciller Jorge Taiana también destacó que las relaciones entre ambos gobiernos son "intensas" y adelantó que conversará con su par Celso Amorim sobre la próxima visita a Buenos Aires del presidente Luiz Lula da Silva, prevista para marzo. Pero como siempre que se habla de plata, el diablo puede meter la cola: el negociador jefe del lado argentino, Alfredo Chiaradía, advirtió que las barreras locales para proteger a las fábricas locales "se mantendrán", en línea con lo que había prometido a empresarios la ministra de Industria, Débora Giorgi. El ministro de Economía, Amado Boudou, también intentará tomar parte en las tratativas. Teme que Giorgi eclipse su figura.

Comentá la nota