Brasil y Argentina alistan pautas para el comercio

Brasil y Argentina alistan pautas para el comercio
Cada sector fijará porciones de mercado en lugar de cupos de importación.
Los gobiernos de Argentina y Brasil impulsarán a partir de la semana próxima acuerdos entre privados que permitan regular el comercio entre los dos países. Electrodomésticos, maquinarias eléctricas y calzado son algunos de los sectores en los que se impulsarán estos convenios.

Después de varias semanas de acusaciones cruzadas sobre medidas proteccionistas, ayer las segundas líneas de la política exterior se sentaron a negociar para buscar una solución al derrumbe del comercio. Según se supo, el intercambio bilateral cayó 45% en el primer bimestre de este año respecto a igual período de 2008.

El secretario de Relaciones Internacionales, Alfredo Chiaradía fue el anfitrión del encuentro en la Cancillería. Tras cuatro horas de reunión, Chiaradía y el vicecanciller brasileño, Samuel Pinheiro Guimarâes, hablaron con la prensa y coincidieron en que la culpa de esta debacle hay que buscarla afuera. "El mayor impacto en el comercio bilateral ha sido por la crisis global", dijo Chiaradía.

Con la certeza de que el mercado se achica a los dos lados de la frontera, lo que se busca es que "no haya un desvío de los flujos comerciales hacia otros países", según señaló Chiaradía.

Así sentó las bases de lo que, desde la óptica argentina, deberían ser los acuerdos entre privados. A diferencia de los años anteriores, cuando se pactaban cupos para la producción importada, esta vez lo que se promoverá será establecer un porcentaje de mercado.

El subsecretario de Gestión Comercial, Eduardo Bianchi, le dijo a Clarín que "lo más conveniente es pactar una porción de mercado y no un cupo, ya que acordar el ingreso de una cantidad de artículos fija podría ser contraproducente si el consumo cae". Y ratificó que las licencias no automáticas con las que Argentina busca regular el ingreso de productos brasileños -y que desataron las protestas de los vecinos-- continuarán vigentes.

Con esta expectativa Argentina presentó ayer una lista de sectores "sensibles" a los que apadrina para llegar a estos acuerdos. Allí figuran textiles, maquinarias, papel, calzado, electrodomésticos, motos y autopartes, maquinaria agrícola, material eléctrico y manufacturas de metal.

La expectativa es terminar de armar los bloques negociadores en al próxima reunión bilateral, el 18 y 19 en San Pablo, apenas horas antes de que comience la visita de la presidenta Cristina Kirchner.

Ayer Brasil insistió con su promesa de crédito barato para los importadores argentinos, pero los funcionarios de acá le bajaron el tono. "Hace años que nos bicicletean con eso", dijeron.

Comentá la nota