Brasil aporta US$ 1.500 millones para fortalecer al Banco Central

Se usarán para controlar el mercado cambiario y también para pagar deuda.
Brasil aportará 1.500 millones de dólares para dar financiamiento a Argentina y reforzar así las reservas del Banco Central, tal como había anticipado Clarín. Se trata de un acuerdo ("swap de monedas") similar al que se firmó con China en marzo, por US$ 10.200 millones.

El anuncio lo hizo ayer en Buenos Aires el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, en una conferencia de prensa compartida con el ministro de Economía, Carlos Fernández.

El "swap" es un acuerdo que habilita una línea de financiación recíproca para los dos países involucrados. En el acuerdo con Brasil, la operación será por el equivalente en pesos y en reales a 1.500 millones de dólares. Este monto será aplicado a fortalecer las reservas del país. Y representa una ayuda de parte de Lula hacia Argentina, en momentos en que el acceso a los mercados internacionales está cerrado para el gobierno de Cristina Kirchner.

Fuentes oficiales aclararon que "se trata de un convenio estrictamente financiero, sin ninguna implicancia comercial. Ese monto solo puede aplicarse a las reservas, no puede usarse para otro fin".

El "swap" con China fue producto de una negociación impulsada por Argentina. En cambio, en este caso, la iniciativa fue planteada por Brasil, que le hará un ofrecimiento similar al resto de los países de la región, según confirmó ayer Mantega.

"Todos tenemos reservas, nos preparamos para esta crisis, pero queremos reforzarnos con concesiones de líneas de crédito muy parecidas al swap que la Reserva Federal hizo con 15 países, incluyendo Brasil, dando una línea de crédito en dólares en contrapartida a una línea de crédito en reales. Haremos lo mismo con Argentina, con Uruguay, con el resto de los países de Sudamérica", dijo el brasilero.

Y detalló que el dinero para Argentina podría estar disponible "en dos o tres semanas".

A su turno, Carlos Fernández definió al acuerdo como "un instrumento financiero precautorio" que estará disponible por tres años.

Comentá la nota