Braford, una raza que crece con zonas marginales como Formosa

Año a año son cada vez más los productores ganaderos que se vuelcan a la producción de este tipo de animal. Según afirmó en los últimos años hubo una explosión de la raza como consecuencia del desplazamiento que la agricultura impuso sobre la ganadería en los "campos buenos" por la rentabilidad que ofrecen los cultivos. "Contra los $700 que da la tonelada de soja, no hay duda de que los productores se vuelcan a ello", comentó el secretario.

Sin embargo, es allí donde la raza Braford se ve beneficiada, ya que posee versatilidad para adaptarse a zonas de campos marginales, donde el clima y los forrajes condicionan a las razas tradicionales sin bajar la calidad de su carne.

Crecimiento

Esta tendencia de crecimiento se vio reflejada en la cantidad de ventas de toros y en los altos precios que éstos alcanzaron. Así es como los productores de toros agotaron su stock y vendieron producciones que pensaban comercializar más adelante. Los precios promedio en remates y ventas particulares se ubicaron entre los $3.500 y 4.000, pero cabe destacar la venta de un ejemplar procedente de Santa Fe, en donde se bajó el martillo recién cuando la oferta alcanzó los $102.000 .

Asimismo, otro dato que demuestra el marcado crecimiento son los pedidos de inscripciones de animales que recibió la asociación, los cuales se duplicaron en los últimos dos años. En el 2003 ingresaron unas 50.000 cabezas más, entre machos y hembras, y estiman como piso un incremento del 50% durante el 2004. Con tan sólo 20 años de vida, la asociación cuenta con 750.000 animales inscriptos; por año suma entre 30 y 40 socios y se abren entre 10 y 12 cabañas.

Distintos métodos

En cuanto al registro de sangre, la asociación utiliza distintos métodos: preparatorio, controlado, avanzado y otro definitivo. Según explicó Paris, "somos muy rigurosos en la selección, pero los registros son abiertos, es decir que a través de las generaciones por selección y luego de esa selección inspeccionada y aprobada por los inspectores de la asociación, se llega a un Braford definitivo". "No es un pedigrí cerrado, se va formando y haciendo, Braford es una raza colonizadora que avanza", afirmó el secretario de la entidad. A partir de esto, Paris recalcó la labor de docencia y de los inspectores, ya que "la gente no viene a anotarlos, ellos deciden si el animal esta dentro de su padrón racial y en condiciones de ser inscripto".

Zonas marginales

La provincia de Corrientes es donde se concentra el 45% de los establecimientos criadores. El resto se reparte entre Chaco, Santiago del Estero, Formosa, Salta, San Luis, Buenos Aires y Santa Fe, aunque no quedan afuera Río Negro y Neuquén, donde los productores de la zona abastecen con su carne a la zona turística de Bariloche.

Según Paris, "la raza enfrenta día a día el desafío de conquistar los campos difíciles de las zonas del litoral y del norte". "Los resultados son muy positivos y se reflejan en los índices de paridad de las zonas marginales que actualmente casi alcanzaron a los de los campos de la pampa húmeda". Otro punto esencial es el trabajo en conjunto que se hace con los países del Mercosur. En el año 1995 se creó la Federación Braford del Mercosur, y la Argentina lidera el bloque en producción. Se mantiene un intercambio técnico muy fuerte y también genético y la expectativa se mantiene en el intercambio de animales en pie, que siempre ha estado trabado por temas sanitarios.

Comentá la nota