Bracciale y Ersinger entraron al Concejo, pero quedó trunca la vuelta de Beatriz Fernández

El médico regresa tras su paso en 2001-2005. Para el dirigente agropecuario será su primera experiencia en el Legislativo. El cambio en el armado sobre el cierre de las listas dejó a la representante del felipismo sin una banca.
Mario Bracciale y Claudio Ersinger obtuvieron una banca en el Concejo Deliberante, mientras que no se produjo el regreso al Legislativo de Beatriz Fernández, de acuerdo a los resultados de la elección de ayer, que le dio a Unión PRO el 21 por ciento de los votos.

De esta manera, la fuerza (consecuencia del acuerdo que a nivel nacional sellaron Francisco De Narváez, Mauricio Macri y Felipe Solá) tendrá por primera vez representantes en el cuerpo colegiado de esta ciudad.

Los integrantes y adherentes al espacio celebraron el resultado en la elección local, pero los ojos estuvieron siempre puestos en la puja De Narváez-Kirchner y el holgado triunfo que Gabriela Michetti obtuvo en la Capital Federal.

La prueba está en que en el bunker de Rodríguez y Belgrano predominó la pantalla de Todo Noticias por sobre las imágenes de Eco TV y las alternativas de los comicios en Tandil. En el momento en que Roberto Mouillerón mantenía una entrevista telefónica con la señal televisiva de este Multimedios, el televisor cambió hacia el canal del Grupo Clarín. Todo un ejemplo.

"Tenemos un acuerdo, sí, con la gente de la provincia de Buenos Aires; pero con el kirchnerismo no vamos ni a la esquina". La frase, que pertenece a Francisco De Narváez, podía leerse sobre una de las paredes del centro de campaña de Unión PRO, y recuerda de inmediato la idea de Bracciale, luego desechada, de formar un interbloque con el PJ oficial.

Cerca de las 21.30, el médico arribó al lugar, donde Claudio Ersinger estaba en la recolección de los números que entregaban los fiscales. Beatriz Fernández se hizo presente más temprano, pero su ausencia fue marcada a la hora de los festejos, tras conocer que el cambio final en el armado la dejaba sin una banca.

En medio de la celebración, entre las boletas que arrojaron al aire los presentes, el primer candidato del espacio expresó: "Hemos hecho una muy buena elección. Le pusimos muchas ganas y el resultado es esta alegría que se ve ahora, con muchas expectativas y con mucha gente que nos acompaña".

-¿Encuentran fallas? La pregunta viene porque no pudieron capitalizar la victoria que obtuvo De Narváez en la ciudad.

Ersinger: -Hay una cuestión que es histórica en las últimas elecciones de Tandil. El predominio que marcó el gobierno de Miguel Lunghi es muy fuerte. Esta es una elección legislativa y, sin embargo, la tendencia sigue siendo muy marcada hacia el Ejecutivo. La ciudadanía local interpreta que en esto hay que respaldar a la gestión del Intendente, que no necesita hacer la campaña que hizo. Buscó todo el tiempo ser protagonista, cuando se votaron concejales. A nivel local, Francisco De Narváez hizo una elección espectacular y creemos que así va a ser en toda la provincia.

Con la Intendencia

en la mira

Tras la gestión 2001-2005, Bracciale marcó que el Presupuesto municipal será uno de los principales ejes de labor en su regreso al Concejo Deliberante. Sin embargo, aclaró: "Empieza un semestre en el país y esperemos que sea lo más benigno posible. Estamos en una crisis que tiene que ver con lo internacional. El 10 de diciembre veremos la realidad, porque seis meses son mucho tiempo".

-Después de este posicionamiento, ¿el objetivo es la Intendencia en 2011, como lo afirmó De Narváez cuando estuvo en Tandil?

Bracciale:- Siempre. Nosotros tenemos un compromiso de seguir. Si uno ve este clima, se da cuenta de que la gente te está pidiendo más y nosotros estamos para más. Sin lugar a dudas, somos la fuerza que más ha crecido.

Ersinger:- Este proyecto tiende a un mediano y largo plazo, no se termina en una elección, y también hablamos de buscar un equilibrio en el Concejo Deliberante. Vamos a trabajar desde el día cero en las ordenanzas, pero también pensando que en 2011 hay una elección.

Tenemos la responsabilidad, en mi caso una nueva experiencia, de encarar una tarea que no es menor ni es fácil, porque Argentina está atravesando una situación muy delicada. El conflicto entre el Gobierno y el campo fue un cimbronazo para toda la sociedad. Recuperar el rol legislativo, en el Congreso, en la Legislatura provincial y el Concejo, es muy importante. *

Comentá la nota