Bracciale aceptó ser el candidato por el Pro peronismo en Tandil

Tras la llamativa presentación a último momento de dos listas para competir el 28 de junio, con el aditamento más curioso aún que en sendas propuestas había candidatos compartidos, Unión Pro logró sortear diferencias de cara a la lista que en definitiva se presentará como oferta electoral.

Tal se adelantó, finalmente el ex concejal y ex candidato a intendente Mario Bracciale aceptó el convite liderando la lista, siguiendo en el orden el productor lechero Claudio Ersinger y Beatriz Fernández.

En diálogo con el programa Examen Final de la Am 1660, el propio Bracciale confirmó la novedad, sin dejar de referenciar que viene "conformando el espacio de De Narváez hace un tiempo atrás y el objetivo era buscar un consenso, no sólo de una lista sino también de un espacio político concreto. Hubo idas y venidas, debemos admitirlo, pero en concreto logramos consensuar una lista entre los tres espacios".

Preguntado sobre los motivos da tantas dudas a la hora de presentar su candidatura, dijo que "hubo dos cuestiones: la necesidad de conformar la lista y la insistencia permanente que debía encabezar la lista local como para darle fuerza política al proyecto".

Al respecto, Bracciale agregó: "Lo digo desde la humildad total, para mi es un esfuerzo significativo, no desde el hecho político sino también de lo personal, de lo familiar, considerando que en cuatro años he tenido cinco campañas con buenos y regulares resultados".

Descartó la versión sobre el cambio a partir de su imposibilidad de ser candidato a senador, explicando que "lógicamente me hubiera gustado pero sabiendo que tampoco iba a entrar por cómo se vislumbra la elección y en el lugar que me podía tocar".

Sobre la incomodidad en la que quedó expuesto el ex concejal Javier Levigna, precisamente lanzado por el propio Bracciale, el doctor confió en que "con Javier concretamente le debo una disculpa personal y que hoy la extiendo públicamente".

Reseñó que "a Javier lo impulsamos hasta último momento, pero a veces hay disidencias que no permiten una construcción conjunta. Me debo una charla profunda con Javier…"

Bracciale reconoció la desprolijidad para cerrar la lista, encontrando razones de tal circunstancia en la postergación del cierre de las listas como la imposibilidad de cerrar un consenso que en definitiva ahora se dio.

Dentro de la autocrítica, también el médico adujo que nunca se había atravesado un proceso de este tipo.

"Comúnmente participé de elecciones internas que terminaban dirimiendo las candidaturas, este fue un proceso distinto, en nuestro caso con algunas desprolijidades, pero en definitiva primó el consenso", se excusó.

Comentá la nota