Braccalenti confía que las empresas saldrán a pescar

El titular del área de pesca provincial habló sobre la ley que rige la actividad, la relación con Chubut, la temporada del langostino y la necesidad de cuidar el recurso. Se mostró confiado en que las empresas seguirán pescando desde los puertos santacruceños.
El subsecretario de Pesca de Santa Cruz, Juan Carlos Braccalenti, en ocasión de su visita a Puerto Deseado fue abordado por la prensa sobre diferentes puntos que tienen que ver con la actividad.

En particular, a la hora de hablar con los periodistas del portal Patagonia Fishing éstos le consultaron por la Ley de Pesca, la relación pesquera con Chubut, la pesca del langostino y el cuidado del recurso, entre otros temas de relevancia, que mostraron a un funcionario preocupado y atento al acompañamiento y resolución de problemas.

Sobre las críticas que recibe la ley de pesca provincial, Braccalenti comentó: "en el caso nuestro estamos enmarcados dentro de una Ley Federal de Pesca. Nuestra ley provincial se enmarca igual que la ley federal, nosotros no podemos estar adheridos a una ley federal que va en contra de los intereses federales, eso tiene que estar claro. Como segunda medida, en nuestra provincia tenemos una ley, tenemos modificaciones de algunos artículos, después tenemos disposiciones y resoluciones, y generamos a través de esas condiciones y requisitos la otorgación de los permisos de pesca. Esto es sencillo, si los requisitos y condiciones se cumplen, se otorgan los permisos, si no se cumplen, no se otorgan. Por ejemplo, hoy me preguntaban con respecto al acta que se había firmado el año pasado, sobre un descuento de los permisos de pesca. Bueno, llegado su momento se analizará todo esto, se hará un balance sobre si se cumplió o no se cumplió".

Refiriéndose al despido de trabajadores, ocurrido en los últimos días de 2009, destacó: "si bien desde el punto de vista legal la empresa hizo lo que hizo (yo creo que una empresa hace lo que hace porque está legalmente cubierta), no creo que haga algo ilegal. Ahora, existen momentos y formas para poder hacer las cosas. Esos son detalles muy importantes, porque siempre hay momentos y formas para poder decir las cosas, por más que uno diga la verdad, si uno la dice de otra manera genera más aceptación por más que sea verdad. Esto generó un cambio de actitud, y esperemos que esto no ocurra de nuevo. Si llega a ocurrir de nuevo, además de la parte legal, que se contemplen los momentos y las formas. Uno lo que auspicia más que nada es que haya un equilibrio social, una estabilidad social. Si ocurre, tenemos que trabajar la posibilidad de que esto se revierta de alguna manera, con producción y con trabajo, para no generar alteraciones sociales".

Por otro lado, se le consultó sobre el tratamiento de la Ley de Pesca realizado por Chubut. "En el caso de Chubut aun no tengo detalles de lo que se va a tratar. Lo que si voy a hacer es tener una reunión con el subsecretario de Pesca de Chubut, dentro del marco del Convenio del Golfo San Jorge, para habilitar los mecanismos necesarios para un manejo en conjunto, y veremos que resuelven ellos, porque lo que ellos resuelvan tenemos que ver la posibilidad de incorporarlo, y que se incorporen cosas que nosotros tenemos y ellos no tienen".

"Si hay un convenio, tiene que ser para que las partes de uno y otro lado tengan claridad, que no tengan reglas distintas de un lado y del otro, sino, ¿Para qué se hace un convenio? Por lo tanto se pretende trabajar en forma conjunta con la provincia de Chubut en cuanto a lo que es manejo, y respetar lo que es administración. Necesitamos que haya un contacto fluido", agregó.

Consultado por los últimos acontecimientos en esa provincia, que involucraron protestas de trabajadores pesqueros y cierre de plantas pesqueras, respondió: "yo veo una situación bastante conflictiva, porque ellos tienen una ley, que creo se dio en el año 2001, donde designaban una cantidad de empleados, que debía tener la planta en función de los metros cúbicos de capacidad de bodega. Eso llevó a que hoy haya seis o siete plantas que no funcionan y están cerradas. Nosotros acá no cerramos ninguna. Tenemos problemas, pero no cerramos ninguna. Entonces, lo que tenemos que tratar nosotros es de aprender siempre de los errores o los escenarios que se le han generado al otro, para que nosotros no los tengamos. Eso es lo que debemos trabajar".

Con respecto a las ventajas o desventajas de los puertos patagónicos, expresó: "Hay que trabajar sobre otros mecanismos que permitan competitividad y que permitan ventajas comparativas, para que las empresas puedan venir para acá. Ahí tiene que trabajar no sólo la Provincia, sino todos los estamentos de gobierno, porque si no lo que va a ocurrir es que esas ventajas que uno ha tenido después no se cumplan. Hay que ver distintos temas, por ejemplo los impuestos, los reintegros, los derechos de exportación, es un conjunto de cosas que se deben tratar para que la actividad se siga desarrollando normalmente".

Sobre la salida o no de algunas empresas a la pesca del langostino, indicó: "Eso está enmarcado también dentro de las condiciones que estuvimos hablando recién, condiciones generales, pero hay cuestiones de mercado también. El mercado es tajante, y acá hay exportaciones que se realizan, entonces esos precios hacen que haya que ver la manera de que el negocio sea negocio. Hay que ver la estrategia, y esta será una de las realidades que veremos más adelante con las empresas en febrero, para ver cuál es el panorama, las expectativas, y frente a una situación similar como la del año pasado ver como podemos mejorarla y afrontarla".

"Yo no creo que las empresas no salgan a pescar. Lo que espero es que las empresas vayan a pescar, que se hagan las prospecciones, que se vea. Yo no espero que las empresas no salgan a pescar, no por una cuestión de que no les conviene. Hay otras cuestiones que hacen también de que ellas necesitan ir a pescar. Al menos la prospección la van a hacer, y van a iniciar mareas. De eso estoy completamente convencido", añadió.

Al referirse al cuidado del recurso pesquero, afirmó: "El tema pasa fundamentalmente por trabajar para generar tecnología para tratar de pescar lo que se quiere pescar, y dejar de lado lo que no se quiere pescar sin pescarlo. Un avance importante tiene que ser la generación de dispositivos de selectividad, que sean aceptados. Y en esto vamos a ser firmes, para tratar de no dar la posibilidad de captura que puedan llegar a ser de no importancia, y que generan un problema en la biomasa reproductiva o en la población de especies que están sobreexplotadas, como por ejemplo la merluza. Por lo tanto, teniendo en cuenta eso, trabajando sobre el número que podemos explotar sin que los distintos stocks pesqueros estén afectados, aprovechar al máximo aquellas especies anuales como el langostino y el calamar, respetando las zonas de veda y veda dinámica, creo que el horizonte está abierto para seguir trabajando en ese sentido, y que se cumplan los proyectos de investigación también. Tenemos una zona de veda nacional inmensa, tenemos zonas de veda provinciales y zonas de esfuerzo restringido también importantes, es decir, no veo problemas en ese sentido. Lo que si, en el caso de recuperación por ejemplo de la merluza no va a ser una recuperación más rápida, sino que hay que pensar en mediano y largo plazo con respeto a la reglamentación".

Por último, se le pidió un mensaje para la comunidad pesquera de Puerto Deseado. "Le digo al pueblo de Puerto Deseado que tengamos optimismo, que sepamos que vamos a tener problemas, pero que tengamos la fuerza como para poder llevarlos adelante para poder sortearlos. En este sentido yo voy a estar permanentemente junto a estos problemas, porque estoy trabajando para eso. Hay que trabajar con el problema, en forma conjunta con todos. En ese sentido soy optimista, y no tiene sentido ser pesimista porque estar mal por las dudas, no se hasta qué punto de vista es conveniente". (Fuente: Patagonia Fishing)

Comentá la nota