Boyadjian se interiorizó por las barreras arquitectónicas y sociales en la ciudad

La concejal Miriam Boyadjian se reunió con Milton Tavares quien sufre una discapacidad visual y Horacio Rubio, profesor en discapacidad Visual, con el objeto de conocer los aportes que el Concejo Deliberante puede realizar para que las personas que sufren este flagelo puedan transitar por la ciudad como el resto de los ciudadanos y, reducir así las barreras arquitectónicas.
El encuentro se llevó a cabo en el despacho de la Concejal y allí la anfitriona se puso a disposición para promover legislaciones que permitan eliminar las barreras arquitectónicas existentes en la ciudad y colaborar, en lo necesario, para lograr una real inserción en la sociedad.

Concluida la reunión, la concejal Boyadjian remarcó "lo importante que es el aporte que ellos nos puedan hacer desde su conocimiento y experiencia" entendiendo que toda esta información "nos es muy útil para el trabajo que pretendemos hacer y que también podemos volcar en el Consejo Municipal de la Discapacidad o aportando desde este lugar".

Boyadjian recordó que "existe gente que también presenta otro tipo de discapacidad" lo cual hace "aún más importante el aporte que nos hace Milton Tavares en cuanto a las cosas que son necesarias corregir en la ciudad y que se haga efectiva la inclusión a la que aspiramos".

Por su parte, Horacio Rubio expresó su satisfacción por la convocatoria hecha por la Concejal. En tanto que Milton Tavares se manifestó predispuesto "a colaborar y aportar, no solo para mí sino para quienes necesiten" de esta manera señaló que son necesarias "muchas modificaciones para que las personas con alguna discapacidad se puedan desarrollar normalmente en la ciudad" y enumeró "las veredas; la señalización; los semáforos; las rampas".

Tavares rescató el hecho de que "muchas veces se hacen cosas con mucha voluntad" sin embargo "no se tiene en cuenta al discapacitado y yo me empecé a dar cuenta a partir de mi enfermedad" aunque "nunca es tarde para poder ayudar a otros".

Horacio Rubio ejemplificó con el hecho de que existen "algunas rampas en las que detrás hay un monumento obstaculizándola o una columna de alumbrado público" por lo cual señaló a necesidad de "cambiar hábitos sociales y dejar de lado algunas barreras que existen en ese sentido" por lo tanto consideró importante también que "algunos frentistas consideren la situación de las personas con discapacidad dado que muchas veces hay obstáculos; escalones; o canteros fuera de la línea municipal" que constituyen un riesgo para las personas con discapacidad visual".

Además mencionaron la ausencia de una institución que ayude en lo terapéutico a los adultos con capacidades diferentes porque hay mucha gente que presenta inconvenientes y necesitan una reinserción en la sociedad".

Comentá la nota