BOYADJIÁN ACUSÓ A SUS PARES DEL ARI DE “NO DEFENDER LOS INTERESES DE LA CIUDAD”

La decisión del bloque del ARI en el Concejo Deliberante de no acompañar el pedido para el Ejecutivo municipal arbitre los medios para hacerse de la deuda del Gobierno para destinarla a la crisis habitacional, y a la vez insistir con la expropiación de tierras usurpadas, fue duramente criticada por la concejal mopofista Miriam Boyadjián, quien criticó “el discurso fácil y demagógico”.
Incluso rechazó los dicho de sus pares aristas al señalar que “nos quieren hacer creer que va causar problemas institucionales”, porque “se habilita al Municipio a comprar tierras en cuotas por lo que el Gobierno también podría acordar el pago en cuotas, pero hay muchos que ostentan, en la teoría, el cáliz de la verdad absoluta cuando en realidad lo que están haciendo es poner en evidencia una marcada intencionalidad política que beneficia al gobierno del ARI que en nada beneficia a los vecinos que los votaron”.

Al respecto la edil manifestó que “para dar solución tenemos que buscar soluciones de fondo y no soluciones del sector”.

“Creemos que es importante trabajar en una solución integral en la cual se pueda destinar fondos a la compra de tierras por medio de licitaciones, si se puede ver la posibilidad de construir viviendas sociales, o sea vamos proyectándonos en una solución más concreta que trabajar para un solo sector”, dijo.

La edil en tramo del dialogo remarcó que “los concejales hemos sido elegidos por los vecinos de Río Grande y nuestra responsabilidad es trabajar para ellos para construir un mejor lugar para vivir, donde se respeten las normas vigentes y el ordenamiento legal, entonces debemos considerar especialmente a aquellos que respetuosamente esperan que se les de una solución habitacional”.

Agregó que “para que estas soluciones sean reales, hace falta dinero y no es loco cobrar las deudas que el gobierno tiene para con el Municipio, el Gobierno debe más de 30 millones de pesos que serán volcados a tierras e infraestructura, son recursos que le pertenecen a la comunidad y como concejales tenemos que instar al Municipio a que cobre estas acreencias que en definitiva sea quién sea que gobierne están y le pertenecen a cada riograndense”, destacó.

“La deuda en su composición tiene parte en el gobierno de Cóccaro pero casi 10 millones es deuda de Fabiana Ríos, entonces pareciera que desde el bloque de concejales del ARI, por una cuestión de corporativismo político con el Gobierno, por ser del mismo partido o porque la gobernadora es esposa de una concejal, no quiere que se cobre la deuda, y en realidad se deben dejar de lado los intereses personales y políticos para poner por encima al bien común”, criticó la Edil.

Comentá la nota