Bouwer, en alerta por "importación" de pilas

Capital Federal enviaría al predio de Taym 10 toneladas de baterías viejas. En la localidad no aceptarán el ingreso del material.
Los vecinos de Bouwer se declararon en alerta ante la posibilidad de que la ciudad de Buenos Aires envíe 10 toneladas de pilas en desuso, para ser tratadas en el predio que la empresa Taym posee a pocos kilómetros de esa localidad del Gran Córdoba.

La noticia se conoció ayer por un artículo del diario porteño Crítica de la Argentina, en el que se detallaba una iniciativa del Gobierno de la Capital Federal para el tratamiento de pilas viejas. Esas pilas se habían acumulado durante años en diferentes instituciones, hasta que el Gobierno se decidió a recolectarlas.

Tras ocho meses de trabajo, se juntaron 10 mil kilos de baterías viejas con mercurio agregado, un metal pesado extremadamente contaminante. En esa nota, la Agencia de Protección Ambiental de Buenos Aires (Apra) aseguraba que lo recolectado tenía como destino final la planta que Taym –perteneciente al grupo Roggio– posee en Potrero del Estado.

La noticia corrió como reguero de pólvora en Bouwer, localidad ubicada 18 kilómetros al sur de Córdoba y unos cuatro kilómetros al este del predio de Taym. "Nosotros vamos a tratar que esto no llegue, porque estamos importando residuos para Córdoba", afirmó el jefe comunal de Bouwer, Juan Lupi.

"Sólo funcionarios insensibles que quieren sacarse el problema de encima pueden mandarnos su basura tóxica. Le decimos claramente a Buenos Aires que no vamos a dejar que sus pilas usadas nos arruinen la vida", dijo la vecina Isabel Pires.

Lupi también criticó duramente a Taym: "Se le está pasando la mano, el rédito lo ganan ellos y nosotros nos agarramos el problema ambiental que generan allí". Hoy a las 20 se realizará una reunión en la localidad para analizar el tema. Estarán presentes las autoridades comunales y de la Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam).

Por qué Córdoba. Este diario se comunicó con el vocero de Apra, Andrés Grippo, quien explicó que el destino de las pilas no es un relleno sanitario convencional, sino uno de seguridad. "El relleno de seguridad tiene todas las medidas para evitar que cualquier contaminante llegue a la tierra" sostuvo Grippo.

La elección de Córdoba se realizó porque sólo hay cuatro rellenos de seguridad en todo el país. Tres de esos están en la provincia de Buenos Aires y el otro es el de Taym, en Potrero del Estado.

"El tema es que la Constitución de la Provincia de Buenos Aires impide que ingresen residuos peligrosos de cualquier otra jurisdicción. Entonces no las podemos enviar allí", indicó Grippo.

Por ese motivo, Apra pidió un presupuesto a Taym para el tratamiento de las 10 toneladas de pilas. Según Grippo, la empresa cotizó la operación en 20 mil pesos, a razón de 1,2 peso por kilo.

Sin contrato firmado. Uno de los detalles más importantes en todo el conflicto que desató la posibilidad del envío de pilas porteñas a Córdoba es que todavía no se firmó el contrato con Taym. "Estamos en los procesos administrativos", sostuvieron en la agencia ambiental de Capital Federal.

La información fue confirmada por Taym, que en un primer momento negó cualquier tipo de contacto con el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, hecho que después fue relativizado.

"No hay un contrato formal para el enterramiento. Aunque puede haber presupuestos enviados", subrayó el vocero de la empresa, Agustín Heredia.

No obstante, aclaró que Taym está preparada y habilitada para para tratar residuos peligrosos. "Nosotros como empresa estamos habilitados totalmente, y tenemos un sistema que se llama landfill, que es un proceso de enterramiento en el que inertizamos las pilas", se explayó Heredia.

En ese sentido, recordó que tiempo atrás se realizó esa tarea por encargo de la Municipalidad de Córdoba. "Hay que destacar que nosotros siempre estamos en contacto con las universidades para estar al día con los nuevos procesos", finalizó el vocero de la empresa del grupo Roggio.

Intervendrá Ambiente. El secretario de Ambiente de la Provincia, Raúl Costa, indicó que su repartición intervendrá en el caso. Además, aclaró que no hubo comunicación formal por parte de Apra sobre la importación de las pilas.

Comentá la nota