Boudou vuelve a la carga con el consumo pero sólo ‘invita’ a los bancos públicos

Sería inminente la salida de una línea creditica, a través de cooperativas y mutuales, para financiar bienes semidurables. Las entidades prestarán a tasas del 14% a 24 meses
Mucho se habló en los últimos días sobre los fondos de los que dispone la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS). Mientras se dice que el ente oficial presenta problemas de liquidez y también que estaría tapando algunos agujeros fiscales, el organismo tiene en carpeta un proyecto "imperioso" para financiar hipotecas a tasa blanda dirigido a la clase media –algo que suena razonable a 45 días de las elecciones y ahora que el titular de la cartera jubilatoria, Amado Boudou, puso un pie en el Banco Hipotecario– (ver Economía pág 3). Sin embargo, lo cierto es que la entidad claramente está cambiando de estrategia a la hora de destinar sus fondos. Por lo pronto, hace rato que no hay licitaciones como las que se venían realizando periódicamente hasta hace apenas un mes y medio. Pero, según pudo saber El Cronista, en los próximos días se anunciaría una nueva subasta para reactivar el consumo, aunque con algunos cambios en la metodología. Por empezar, el proyecto, que lleva varias semanas de análisis, se trata de una línea dirigida al consumo de bienes semidurables para individuos a través de cooperativas y mutuales –esquema que hasta el momento nunca se había implementado–. La dirección de Boudou depositaría cerca de $50 millones en cada banco público, como Nación y Credicoop, y éstos a su vez prestarían el dinero a estas entidades, que serán en última instancia las encargadas de financiar la compra de bienes como electrodomésticos. Una fuente allegada a la operación reveló que las tasas serán fijas en torno a a 14% anual a un plazo de 24 meses.

De esta manera, las condiciones señalan un cambio, al menos, en el manejo operativo de los fondos. La participación de cooperativas y mutuales implica que muy pocos bancos van a intervenir: sólo los públicos. Por otra parte, los montos a colocar en las entidades financieras son mucho menores al de las licitaciones anteriores. Asimismo, el público al que apunta está nucleado en segmentos más bajos de la población.

El plan también tendrá el apoyo del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), que será el encargado de seleccionar a todas las entidades de la economía social que comercialicen artículos electrodomésticos o de la línea blanca para ser incluidos en la propuesta. En la página de Sitiocooperativo, consignan que "el presidente del INAES, Patricio Griffin, solicitó a las cooperativas y mutuales que vendan electrodomésticos que se contacten con el organismo para participar de un plan para reactivar el consumo. Como condición, dicen desde el INAES, las entidades deben tener relación financiera con los bancos Credicoop o Nación".

"Cuestiones operativas"

En un primer momento se pensaba que el plan estaba parado, pero según fuentes que participan del proyecto, la línea ya estaría lista para salir al mercado la próxima semana. La única traba, dicen, serían los detalles operativos. "El dinero está disponible, lo que está retrasando la salida son las cuestiones operativas sobre este esquema que hasta el momento nunca se había realizado", comentó una fuente allegada a la operación.

Desde la ANSeS no dieron detalles. Pero, dentro de las versiones que circulan, se dice que el éxito de las licitaciones anteriores no fue total. En esta línea, cuentan que el organismo público de ahora en más será más cauteloso y selectivo. "Hay algunos bancos que no llegaron a colocar la totalidad de los fondos. En rigor, la ANSeS ya puso un sistema de multas para los que no coloquen todo, pero a su vez, es evidente que será más selectivo con las entidades a las que deposite", comentaron desde un banco.

Comentá la nota