Boudou: "No le vamos a pedir un crédito al Fondo, no lo precisamos"

Boudou: "No le vamos a pedir un crédito al Fondo, no lo precisamos"
Dijo que se busca una "relación más institucional y política que financiera" con el organismo.
Argentina quiere volver "al mercado de capitales", aunque la miren con desconfianza y escepticismo desde los inversores a los banqueros. El gobierno no pedirá créditos al FMI, con el que quiere mantener "una relación más institucional y política que financiera". Todo esto se desprende de las definiciones que brindó ayer el ministro de Economía, Amado Boudou, en Londres.

En este regreso kirchnerista a los salones de la City global, el ministro viajó para participar en las reuniones preparatorias del futuro G20 en Pittsburg, para conocer y hacerse conocer, después que el default puso al país fuera del radar financiero internacional.

"¿No va a haber un pedido de crédito al FMI?", le preguntó Clarín al ministro en una distendida charla en el despacho del vacante embajador argentino en Londres, en la residencia de la plaza de Belgravia, que lleva un año vacía.

"Le dije cuatro veces que no", respondió Boudou. "Seremos un socio del FMI, que tiene voz y voto dentro del mismo". Antes de la asamblea anual del FMI, no llegarán al país los analistas del Fondo a revisar las cuentas oficiales.

"Nosotros estamos en una circunstancia en la que no necesitamos pedir préstamos al Fondo y no lo vamos a pedir. Por eso es muy importante para plantear estos rediseños, que el propio FMI ha reconocido que el G20 ha puesto como una de sus prioridades, y Argentina tiene una voz para llevar adelante", precisó el ministro.

La visita a la capital financiera europea le permitirá encontrarse hoy con otros ministros de economía mundiales y el secretario del Tesoro norteamericano en la misma mesa de negociaciones en los salones del monumental Treasury británico. El ministro argentino buscará también réditos domésticos en su primera gran salida al mundo de los pesos pesados globales. Hacer sentir que "la visión argentina" de su gobierno sobre los roles de los organismos multilaterales y sus funciones está siendo ahora aceptada por los otros gracias a la crisis internacional.

"En esta reunión preparatoria vinimos a exponer nuestra visión sobre los temas que se van a tocar. Tienen que ver con los temas que se llevarán adelante en las diferentes Citys, en los organismos financieros como el FMI y el Banco Mundial. Lamentablemente, la crisis les pasó por delante de la nariz y no supieron ni pudieron prevenirla. Nosotros estamos convencidos que deben ser organismos de prevención y no actuar de bomberos, que apagan incendios cuando ya están desatados en los países", dijo el ministro a Clarín.

Boudou se niega a admitir que Argentina regresa al FMI. "Argentina nunca se fue del Fondo", insiste. "Esto es como Goyeneche, que decía: Siempre estoy volviendo porque nunca me voy. Es parecido. Lo que hizo Argentina fue desactivar esa relación tan nociva, donde venían los virreyes del Fondo a decirnos qué teníamos que hacer los argentinos. Argentina empezó a desarrollar una capacidad propia para generar políticas económicas, monetarias pensadas en Argentina y para Argentina".

El ministro dijo que "este es un paso para el reingreso argentino al Mercado de capitales". Pero la pregunta inevitable es por qué ahora, cuando todos los economistas independientes anuncian que no va a haber superávit fiscal o es porque el gobierno kirchnerista decidió que necesita oxígeno internacional porque Argentina está demasiado aislada e ignorada por el mundo.

"Lo que nosotros tenemos claro es que el modelo económico que llevamos adelante es un modelo donde el estado tiene una participación. Ya no estamos con el estado ausente, que llevó a un 25% de desempleo", concluyó.

Comentá la nota