Boudou da las últimas puntadas al Presupuesto: lo envía el lunes

Anoche el ministro de Economía, Amado Boudou, planeaba volver al terruño donde se crió: Mar del Plata. Allí terminaría de afilar el lápiz en el proyecto de ley de Presupuesto 2010, que el lunes ingresaría en la Cámara de Diputados.
Ese proyecto de ley tendrá todas las reglas de juego de la economía que vendrá; en especial los ingresos y los gastos con los que el gobierno de Cristina Kirchner prevé transitar el 2010. Hasta ahora, los indicadores que estarían en danza apuntarían a contemplar una inflación del 7,5%; un dólar de 4,20 pesos y un crecimiento modesto del PBI: entre 2,7% y 3%.

En Economía tienen bajo siete llaves las proyecciones definitivas y, en los últimos días, los técnicos del Palacio de Hacienda y de Jefatura de Gabinete multiplicaron las reuniones y las horas extras. Lo que dejaron trascender fuentes gubernamentales y tributarias es que en el esquema impositivo del año próximo no habrá modificaciones: eso significaría que continuarán las retenciones y también el impuesto al cheque, que se vence a fines de este año.

Aunque hasta ahora no hay un fecha precisa, por ley al titular del Palacio de Hacienda le tocará presentar los indicadores económicos 2010 en Diputados antes de que los legisladores oficialistas y de la oposición comiencen a discutirlo en la Comisión de Presupuesto, presidida por el diputado ultra K, Gustavo Marconato.

En la discusión del proyecto de Presupuesto 2010, las bancadas opositoras se propondrán recortarle las facultades al jefe de Gabinete.

Comentá la nota