Boudou no tuvo un debut soñado: anunció un derrumbe del superávit

Boudou no tuvo un debut soñado: anunció un derrumbe del superávit
Es el resultado primario de junio, que refleja la crisis. Aclaró que todos sus secretarios -incluído Moreno- siguen en sus puestos "por ahora". Quiere que los bonos no se ajusten más por el CER. Blejer habló del Indec y las retenciones.
El superávit fiscal de junio alcanzó los 909,1 millones de pesos, el 65% menos que igual mes del año pasado. Esa caída interanual grafica el escenario recesivo que viene sufriendo la actividad económica en lo que va del año. El flamante funcionario ratificó a Roberto Felleti como su viceministro, quien lo acompañará este mediodía a un almuerzo con la UIA. Consultado sobre su equipo de trabajo, Boudou aclaró que por el momento sólo designó a Felleti y a Mario Blejer como un hombre de consulta semanal. "El resto de los secretarios seguirán en sus puestos. Los cambios futuros los discutiré primero con la Presidenta", declaró. Repitió que Guillermo Moreno "se queda". Por último, Boudou admitió que cambiará el índice de ajuste de los bonos de deuda pública, que hoy se actualizan por el (índice de inflación) CER.

La caja se sigue debilitando. Después del pago de deudas, el resultado financiero –que incluye el pago de intereses de la deuda– arrojó un déficit de 1.640,2 millones de pesos. El ministro de Economía, Amado Boudou, informó anoche que en el primer semestre el resultado primario acumulado fue favorable en 7.167,8 millones de pesos, en tanto el financiero fue deficitario en 1.734 millones.

El secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, resaltó que durante junio los ingresos totales sumaron 24.085,4 millones de pesos, contra un gasto primario de 23.175,7 millones. Los mayores ingresos se explican por una mayor percepción del IVA, de contribuciones a la seguridad social y de los derechos de exportación. "Es importante destacar el incremento del IVA porque está directamente relacionado con un aumento en el consumo interno", subrayó Boudou.

Por otra parte, un tercio del aumento del gasto primario de junio se justificó "con mayores desembolsos de gastos de capital" destinados a inversión real. "El Gobierno invirtió 6.900 millones de pesos, de los cuales 3.500 millones fueron para inversión directa de capitales. El resto se giró a las provincias y municipios para la concreción de obras", explicó el ministro. Pese al deterioro de las cuentas públicas, Boudou destacó que la Argentina "aún mantiene superávit primario en medio de un contexto internacional desfavorable", y prometió que para fin de año el "presupuesto de la Argentina estará equilibrado".

Boudou admitió que durante su gestión procurará "realizar un cambio" sobre el índice de ajuste de los bonos de deuda pública, que hoy se actualizan por el CER (índice de inflación). El funcionario aclaró que buscará otro "indicador de retribución" y aseguró que, pese al contexto desfavorable, "el Gobierno no recurrirá a políticas de ajuste".

El funcionario adelantó que "en los próximos días" volverá a convocar a los medios para comunicar las medidas adoptará con respecto al INDEC.

Boudou almorzará a las 13.30 con la cúpula de la UIA en la sede de esa entidad empresarial. El encuentro es a agenda abierta y se extenderá hasta las 15, horario en que la ministra de la Producción, Débora Giorgi, recibirá a las cámaras empresariales para analizar la implementación de medidas para evitar la invasión de importaciones.

OTRO COLABORADOR QUE NO FUE. Amado Boudou se preocupó en desmentir el arribo al INDEC de Guillermo Seita, un ex cavallista y director de la encuestadora política Management & Fit, en una suerte de asesoría para cambiar la imagen pública del organismo. "Ningún ex funcionario de Cavallo trabaja para el Ministerio de Economía", dijo el ministro a las cámaras de TV. El diario La Nación lo dio por hecho en su edición de ayer.

Seita fue subsecretario de relaciones institucionales de Economía durante el primer gobierno de Carlos Menem. En los años 90 compró y vendió futbolistas marplatenses a clubes de España junto al empresario Ricardo Rodríguez. De la mano del Grupo Bahía, que gestiona operaciones en el fútbol, Seita colocó al técnico Héctor Cúper en el mercado español. Su carrera política comenzó en Córdoba como colaborador estrecho de Domingo Cavallo. Venía de militar en la JP Lealtad en los 70. Según declaraciones de Cavallo, Seita estuvo cuestionado de haber hecho la vista gorda a una adjudicación directa de un gasoducto trasandino porque las coimas ofrecidas por la compañía interesada no fueron las esperadas. Seita fue acusado junto a sus compañeros de equipo: Matías Ordóñez y Juan Schiaretti. En las últimas elecciones legislativas se lo vinculó a la campaña de Schiaretti en Córdoba. Su consultora se encargó de armar las encuestas que lo daban como principal ganador en la provincia mediterránea.

Comentá la nota