Boudou reiteró que la prioridad de este año será promover la inversión

Dijo que en el Ejecutivo están trabajando para concretar el canje de deuda en marzo porque la urgencia es "lograr una baja de la tasa de interés" necesaria para "impulsar las inversiones"

En medio del debate por el uso de las reservas del Banco Central para el pago de deuda pública, el ministro de Economía, Amado Boudou, aseguró que la prioridad del Gobierno para este año será "promover la inversión" y, para ello, "es necesario fajar los intereses".

En entrevista con Página/12, aseguró que espera realizar en marzo el nuevo canje con los bonistas que rechazaron el convite en 2005. Tal medida es clave para el Gobierno porque ello favorecería el impulso hacia las inversiones

"Nosotros estamos convencidos de que en 2010 es muy importante que Argentina recupere el nivel de inversión, para lo cual es primordial el papel del sector privado como generador de empleos. Entonces es necesario lograr una baja en la tasa de interés para que más proyectos de inversión puedan ser llevados adelante", explicó Boudou.

Y subrayó que cree que es clave "encontrar mecanismos de incentivos que le permitan al sector financiero orientarse hacia inversiones de largo plazo e incrementar el capital físico en la Argentina, hacia tener empresas que generen mayor cantidad de empleo".

Además, dijo que si la Corte Suprema de Justicia de la Nación falla a favor del decreto del Ejecutivo, "inmediatamente" comenzarán a utilizar el dinero.

El ministro se mostró confiado de que en marzo llegarán a pagar el canje de la deuda. "Estamos intentando hacerlo lo más rápido posible: estamos trabajando tanto en la SEC de los Estados Unidos como en Luxemburgo, donde también ya hemos empezado a inscribir el prospecto, ahora lo vamos a hacer en Italia. Creo que podemos hacer el canje en marzo. Nos interesa hacerlo rápido para despejar incertidumbres", señaló-

De acuerdo al economista, el Fondo del Bicentenario "es de una racionalidad económica absoluta, dado que aplica fondos que reciben muy poca retribución –el 0,5 por ciento de interés anual– para pagar deudas que tienen tasas de interés por arriba del 10 por ciento. O sea que el costo de oportunidad es altísimo".

Consultado sobre los primeros dichos del Ejecutivo referidos a que las reservas iban a servir de garantía de pago para los acreedores pero luego que se iban a utilizar para cancelar pasivos, Boudou señaló que el DNU "se puede ver que es para cancelar los vencimientos que hay en el año 2010, tanto de capital como de intereses".

Por otro lado, respecto de las altas subas de los alimentos, en especial las carnes y los lácteos, Boudou señaló que "no hay inflación", sino un "reacomodamiento de algunos precios". El ministro aclaró también que la cotización del dólar no tendrá movimientos bruscos, pero mantendrá una paridad que le "brinde competitividad a la economía".

Comentá la nota