Boudou reconoce que la ANSeS se hará cargo de pagar la cuenta

El ministro de Economía, Amado Boudou confirmó el anticipo de Clarín del sábado: el costo adicional por otorgar una asignación de $ 180 a los hijos de desocupados y empleados en negro de bajos salarios no será de $ 9.965 millones, como se informó oficialmente el jueves al lanzar el plan, sino la mitad: unos $ 5.000 millones. Y esa diferencia de $ 5.000 millones quedará para el Fisco.
Boudou confirmó además otro señalamiento de la misma edición de este diario: la erogación de $ 10.000 millones saldrá en su totalidad de los Fondos de la ANSeS, mientras que los casi $ 5.000 millones los "deja de gastar" el Tesoro.

En un reportaje publicado ayer en Página 12, el ministro afirmó que el programa equivalía a "un gasto total de alrededor de 10 mil millones de pesos". Y el periodista de ese matutino, en base a lo que había publicado Clarín el sábado, lo corrigió: "En realidad, el gasto va a ser significativamente menor que el anunciado, porque se dejan de gastar casi cinco mil millones de pesos en otros planes". Y Boudou admitió: "Cuando hablamos de 10 mil millones de pesos nos referimos a las erogaciones. En términos netos el gasto va a ser menor, pero igual es una suba del gasto importante que tendrá un enorme impacto sobre la indigencia".

El procedimiento por el cual el Tesoro cargará todo el pago sobre la ANSeS es el siguiente: de la recaudación de impuestos, el Tesoro Nacional, y en menor medida el de algunas provincias, paga diversos subsidios vinculados a la niñez, como el Plan Familias o Jefes de Hogar, por un total $ 5.000 millones. Esos planes van a ser reconvertidos a la nueva asignación y se sumarán nuevos beneficiarios, pero sin que la Nación y las Provincias transfieran a la ANSeS las partidas presupuestarias de los planes que hasta ahora pagan. Así, el Tesoro Nacional y de Provincias se queda con $ 5.000 millones que podrá destinar a otros fines o para cubrir los vencimientos de la deuda.

Además de tomar plata prestada a la ANSeS, colocándole bonos y Letras, por este "pase mágico" el Tesoro se apropia de recursos de la ANSeS para pagar subsidios que deberían ser financiados con impuestos. Por eso, un inciso del decreto presidencial permite que los rendimientos del Fondo de Garantía del sistema previsional se deriven al pago de las asignaciones, porque eso no estaba permitido.

Comentá la nota