Boudou se recluyó para definir su equipo y las primeras medidas

Boudou se recluyó para definir su equipo y las primeras medidas
El flamante ministro de Economía se fue a su ciudad natal, Mar del Plata.
Amado Boudou se recluyó en su ciudad natal, Mar del Plata, para analizar qué equipo lo acompañará en el ministerio de Economía. Y qué medidas implementará al frente del Palacio de Hacienda. El lunes, aseguran sus allegados, volverá a Buenos Aires para hacer los anuncios.

SDLqEl lunes arrancamos con todo", fue la despedida de Boudou, el jueves por la noche, a uno de sus íntimos, a punto de irse a Mar del Plata.

Poco antes, Boudou había tenido una reunión en Tucumán con la Presidenta Cristina Kirchner, que demoró su regreso a Buenos Aires hasta tarde el jueves. Ese retraso canceló el encuentro que el nuevo ministro había acordado con su equipo para las 17 del jueves. Lo mismo pasó con el encuentro que iba a tener con el ministro saliente, Carlos Fernández, con quien había quedado verse durante el fin de semana largo para iniciar la transición de una a otra gestión.

Boudou aún no se sentó en el despacho del ministerio de Economía: el jueves, hasta su jura, el escritorio estaba ocupado por Fernández. Tampoco Boudou tuvo contacto con los secretarios que hoy forman la segunda línea de esa repartición, algunos de los cuales aseguran que todavía están esperando una señal respecto a si siguen o no en el cargo.

En fuentes oficiales aseguran, sin embargo, que Juan Carlos Pezoa, el hombre que maneja los ingresos, y Ofelia Cedola, que revista en Legal y Técnica, seguirían en sus puestos. "Ambos tienen relación directa y personal con los Kirchner, están más allá de cualquier mandato", aseguran.

En cambio, los secretarios de Finanzas, Hernán Lorenzino, y de Política Económica, Martín Abeles, están en dudas. Una posibilidad en la que se ha insistido es que el ex secretario de Finanzas Sergio Chodos, que trabajó con Boudou en la ANSeS, podría cambiar de destino.

Más allá de esos nombres, el que pesa en la conformación del gabinete de Boudou es Guillermo Moreno, que en lo formal depende de Economía. "Hay muchas versiones, pero Boudou siempre se llevó bien con Moreno", dicen en el entorno del ministro.

Cuando se les señala que otros ministros también creían que tenían buena relación con el secretario de Comercio, pero fueron "limados" por ese funcionario y terminaron renunciando (como Martín Lousteau o Miguel Peyrano), la respuesta es contundente: "Esos eran otros tiempos y otra situación política, ya no hay espacio para esos juegos", señalan.

En lo que hace a las medidas que está analizando Boudou para poner en marcha desde la semana próxima, no hay más que versiones, que en su equipo no quieren confirmar (tampoco las desmienten). Eso incluye:

Volver al mercado de capitales, para que la Argentina pueda volver a colocar bonos de deuda. Eso implica una renegociación con los bonistas que quedaron afuera del canje de la deuda. Y con el Club de París. Habría antes un acercamiento al FMI.

Un Presupuesto consensuado con los gobernadores. Rebaja de las retenciones al maíz y el trigo. Restricción de los superpoderes.

Comentá la nota