Boudou ratificó que uno de los desafíos clave "es preservar el trabajo"

En una entrevista con Télam, el titular de la Anses afirmó que se trata de un "valor a tutelar y cuidar" en medio de la crisis global. Además, dijo que el 2009 va a ser "muy importante" y que "vamos a poder demostrar que muchas de las medidas que tomamos fueron las correctas", en referencia a los anuncios para reactivar el consumo y cuidar la industria.
El director de la Anses, Amado Boudou, afirmó que uno de los desafíos clave a encarar "es preservar el trabajo, que es el valor a tutelar y cuidar", y subrayó que ahora, con el pase de las AFJP al Estado, la plata de los trabajadores no va al "mercado financiero" sino a la economía real sosteniendo el consumo y la producción.

"Nosotros siempre lo veníamos diciendo cuando se trataba la Ley de Movilidad: que las AFJP no asignaban bien los fondos. Es decir, no hacían un buen uso del ahorro público, porque eran y son fondos de los trabajadores. Estos fondos eran usados básicamente en el mercado financiero", aseveró Boudou, en una entrevista con Télam.

"Cuando uno mira la economía real no encuentra barrios de viviendas ni cloacas hechas con fondos de las AFJP. Nosotros ya veníamos trabajando con obras de AySA para el saneamiento de aguas así como financiamos la compra de las dos turbinas de Epec en Córdoba", advirtió el funcionario.

El "plan de contingencia frente a la crisis" diseñado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el que participa la Anses con sus recursos, tiene como motor el impulso al consumo y la obra pública.

"Vamos a otorgar 700 millones de pesos a través de fideicomisos, $400 millones para consumo, $160 millones para capital de trabajo de PYMES y $140 millones para empresas de cualquier tamaño, sumado a $300 millones adicionales para obligaciones negociables", explica Boudou, reiterando lo anunciado por el jefe de Gabinete, Sergio Massa, el viernes último.

Otra de las medidas –todas las mencionadas financiadas por el Fondo de Seguridad Social de la Anses- es el "plan de recambios de electrodomésticos en general, que va por separado de los fideicomisos", añadió.

"Es un sistema que tiene que ver con financiar a los consumidores que compran estas heladeras y financiar el capital de trabajo de las empresas argentinas que las producen". "También está el plan de la industria automotriz, que tiene dos canales, el vinculado al sistema financiero con préstamos de 18 meses tasa fija y 30 meses tasa variable, que ya fueron licitados 200 millones de pesos, y un sistema que financia los vehículos a 60 meses. Lo interesante de estos planes es que tienen precios acordados con las terminales de autos", agregó.

A estas tres líneas de trabajo se suma el plan de obras públicas de mil millones de dólares anunciado por la Presidenta el martes último, por el que se realizará el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento, y que generará 10.000 puestos de trabajo, 2 mil directos y 8 mil indirectos.

Boudou recordó también el plan de prefinanciaciones para la pesca, por el cual con fondos de la Anses se prefinanciarán exportaciones para que este sector –"muy dinámico"- pueda ubicar sus productos en el exterior.

"El concepto principal es que a este fondo (el de Seguridad Social) le va a ir mejor cuando no haga falta usarlo, y eso es cuando las inversiones que se hagan a partir de él no sólo generen una renta financiera –intereses-, sino generen también una renta previsional, que tiene que ver con que haya mayor nivel de empleo y de aportes", subrayó.

En ese sentido, remarcó que "el norte de todas estas inversiones tienen que ver con sostener el consumo y la producción".

Al ser consultado sobre los desafíos por venir para la Anses, Boudou aseguró que "el desafío de hierro es construir un sistema previsional que perdure en el tiempo, sobre todo mejorando los haberes. O sea, tener un sistema de largo plazo".

Y en cuanto al país en general, el funcionario consideró que "como comunidad, tenemos el desafío de preservar el trabajo, es el valor a tutelar y cuidar. Y eso se logra preservando a las empresas y el consumo".

En ese sentido, remarcó que "el corazón de la economía son los consumidores. Eso era al menos lo que me decían cuando estudié teoría económica en la más ortodoxa de las instituciones".

"El año que viene es un año muy importante, vamos a poder demostrar que muchas de las medidas que tomamos fueron las correctas", puntualizó, y adelantó que para 2009 "hay más inversiones previstas, como terminar un gasoducto muy importante que trae todo el gas del NOA, y otras pequeñas obras en localidades que son muy importantes para las economías regionales".

Comentá la nota