Boudou promete dólar estable y superávit fiscal para 2010

Boudou promete dólar estable y superávit fiscal para 2010
Así, cree que logrará una suba de tres puntos en la inversión; dijo que reflotará los acuerdos de precios
El ministro de Economía, Amado Boudou, dijo que la clave para promover una suba de tres puntos en la inversión en 2010 respecto del PBI -su próximo objetivo- será mantener un tipo de cambio estable y el superávit fiscal.

En una entrevista con LA NACION en la que hizo un balance de sus casi seis meses de gestión, el funcionario admitió que se podría haber agilizado la ayuda social y el regreso a los mercados. Además, sostuvo que es posible lograr un crecimiento del PBI cercano al 7%, como pidió el ex presidente y posible candidato en 2011, Néstor Kirchner.

-¿Qué destaca de estos seis meses de gestión?

-Consolidar el Ministerio de Economía con un rol importante en el Gobierno, en particular en la cuestión de la obra pública y la ayuda a los que menos tienen para superar esta crisis mejor que otros países, con récord de balanza comercial, mejora en la recaudación y contención del empleo. De ahora en más, la clave del buen clima de negocios es mantener el tipo de cambio estable y el superávit.

-¿Y qué queda en el debe?

-Haber hecho muchísimo más de lo que se hizo, sobre todo en materia de inversiones, que empiezan a aparecer sobre fin de año, como la de Ledesma o la de Techint, junto con otras en el interior, frente a un panorama muy negativo que había hace unos meses, con fuga de capitales.

-¿Qué otras cosas no hizo bien el Gobierno este año?

-Se podrían haber coordinado mejor los esfuerzos para que llegaran en forma más rápida y contundente a la gente que lo necesitaba. Y haber avanzado antes en cuestiones relativas a los mercados o en la resolución de las tensiones con Brasil.

Video: Boudou hace un balance del año

-¿Cómo reflotarán la suba de la inversión que había antes de la crisis?

-Por la crisis, la inversión cayó en casi todo el mundo, salvo en algunos casos, pero igual está en un 20% del PBI.

-¿Cuánto crecería en 2010?

-Cuando maduren las inversiones más importantes, el año próximo aportarán 2 o 3 puntos al PBI, con generación de empleo. Por eso insistimos tanto en regresar al mercado de capitales, para que el sector privado acceda al financiamiento a tasas de interés más accesibles.

-¿Aumentó el consumo privado?

-A la recuperación financiera y creación neta de empleo, se le sumó un alza del consumo privado, por la mejora en las expectativas posteriores a la crisis y el fortalecimiento del mercado interno.

-Por otro lado, la situación fiscal empeoró bastante...

-La posición fiscal es fuerte, pese a que el Gobierno perdió 35.000 millones de pesos por la crisis externa. No hay que esperar que el Gobierno haga un ajuste, por una cuestión ideológica, y porque eso fracasó.

-El mercado aplaude el uso de reservas del BCRA para pagar la deuda, pero los economistas temen que crezca el déficit fiscal.

-El temor debería ser el contrario; cuando se bajaron las jubilaciones y los salarios con la Alianza, en 2001, se profundizó la recesión. Y ahora viene un año mucho mejor, sin necesidad de un ajuste, porque están las condiciones para tener una mayor solidez fiscal, que permita prepararse si se repite otro año difícil como éste.

-¿Cómo van a lograr superávit fiscal cuando la capacidad de financiamiento es limitada?

-Demostramos este año lo contrario con diversas herramientas, como el sistema previsional, el superávit primario y la acumulación de reservas del BCRA. Al mostrar que tenemos los fondos para pagar los vencimientos de 2010, la mayor certeza quita riesgos y eso permite un mayor nivel de inversión.

-Algunos economistas prevén que la economía crecerá un 5% y Kirchner pidió un 7%. ¿Es posible?

-Sí, no le tenemos miedo para que llegue a la mayor cantidad posible.

-¿Y cómo enfrentarán la suba en la inflación que puede surgir con el repunte económico?

-Este año ya hubo una puja distributiva, pero el Gobierno ayudó todo lo posible a la actividad económica y al sector social; los empresarios hicieron lo propio, manteniendo el capital humano, y los trabajadores, no todos, aportaron lo suyo. Hugo Moyano [secretario general de la CGT] fue clave en ese sentido. Esto impidió tener un tipo de cambio muy volátil y, por lo tanto, una caída fuerte del empleo y de los salarios.

-¿Conversaron con el BCRA la coordinación de pautas salariales y cambiarias para controlar la suba de precios?

-El Banco Central tiene su programa monetario, que ejecutó con mucha pericia. El resto son nada más que herramientas.

-¿Van a reflotar también los acuerdos de precios?

-Sí. Los acuerdos fueron positivos. Lo que no vamos a hacer es enfriar la economía porque no es bueno.

-Tampoco es positivo tener una inflación alta.

-Sin duda, la historia argentina es una lamentable demostración de esa afirmación.

Comentá la nota