Boudou se imagina candidato, en Mar del Plata o en la Capital

Boudou se imagina candidato, en Mar del Plata o en la Capital
Cree que puede pelear en cualquiera de las dos ciudades. Ya se ha hecho medir la imagen.
Los marplatenses que miran la vida desde la vereda de los cafés de la calle Güemes, suelen verlo pasar los sábados a la nochecita a bordo de su Harley-Davidson amarilla, con calcos de llamas, como si se estuviera incendiando. En esa zona top es una celebridad: lo conocen desde los tiempos en que repartía invitaciones para las discos de Constitución. Sus amigos, los que lo trataron cuando estudiaba en la Facultad de Economía y militaba en la UPAU -el brazo estudiantil de la UCeDé-, siempre estuvieron pendientes de su ascenso en política. Tanto que, con ellos, Amado Boudou analiza la posibilidad de ser candidato a intendente en 2011.

"Aime" para todo el mundo (él mismo pide que lo llamen así: es la traducción de su nombre al francés) siempre coqueteó con la idea. La meditó y se mandó a medir mientras fue titular de la ANSeS. Pero hoy cobra fuerza: en sus inalterables visitas de fin de semana a la ciudad donde creció, y a la que viaja para estar con su madre y jugar al golf en los links frente a Playa Grande, el tema nunca escapa a las charlas. Le falta definir por qué partido iría.

Aime asiste a cada evento que lo invitan para tratar de instalar su imagen entre los que no son de su generación. Una generación que lo recuerda como galán, pero sobre todo porque aún hoy permanece en la memoria colectiva de los marplatenses los recitales playeros denominados Rock in Bali. Boudou, claro, los organizaba. Por esa arena transitaron grupos como Soda Stereo, Sumo y Virus.

En la piel de ministro de Economía, Aime no se apega al protocolo y busca mostrarse como un funcionario desacartonado. Hace poco estuvo en la inauguración de la temporada de verano del Partido de la Costa y "era uno más", según contó un funcionario que compartió el cóctel.

Sin embargo, desde que se convirtió en el ministro de Economía de Cristina Kirchner, Boudou, que nació en Capital, sospecha que Mar del Plata puede llegar a quedarle chica y tampoco descarta ser candidato a jefe de Gobierno porteño. Su apellido ya sonó en la campaña de 2007. Entonces era apadrinado por Sergio Massa, con quien hoy está distanciado, y estuvo a punto de ser el delfín kirchnerista. En su círculo íntimo creen que la chance podría reflotarse para 2011.

"Si se lo proponen, Aime no va a decir que no", contó una fuente de primerísima línea a Clarín. ¿Se olvida de Mar del Plata?, fue la repregunta. "Para 2011 falta mucho. No hay que cerrar ninguna puerta", contestó la fuente y dejó un dato que habla por sí solo: "Si le piden que vaya a un evento social porteño se suma con mucho gusto. Y si le cursan una invitación para ir a la costa también viaja con entusiasmo". Lo que se dice, jugar a dos puntas.

"En verdad, lo que está buscando es una salida política para cuando este gobierno se encuentre en la recta final", confió un amigo del economista, que hace unos meses lo pasó a ver por su departamento de Puerto Madero. Boudou vive en el mismo edificio que el ex jefe de ministros K, Alberto Fernández.

La semana pasada, con el correr de las versiones, un colaborador de Boudou en el Ministerio lo encaró mientras caminaban por un pasillo y lo indagó: "Aime, ¿es cierto que vas a ser candidato a intendente de Mar del Plata?". El ministro giro velozmente la cabeza, sonrió tímidamente y respondió: "Cuando me vaya de acá lo único que quiero es ir a andar en moto".

Comentá la nota