Boudou: el Fondo hoy no es una opción

Dijo que sus políticas no permitieron el desarrollo; sin embargo, no descartan volver al organismo "si cambian las condiciones"
El flamante ministro de Economía, Amado Boudou, anticipó los primeros pasos que dará en su gestión: buscará profundizar el modelo en cuanto a mantener los superávits fiscal y comercial (la diferencia entre exportaciones e importaciones), apuntará a fortalecer al Indec, dijo que tiene un "trato normal" con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y descartó que su alejamiento sea "un tema importante hoy".

Fue más enfático al señalar que, al menos por el momento, no se acercará al Fondo Monetario Internacional (FMI) y, en cambio, profundizará la relación con otros organismos multilaterales de crédito como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El Fondo "tal cual lo conocemos no es una opción para la Argentina", dijo Boudou, en una entrevista publicada ayer por el diario marplatense La Capital realizada en esa ciudad, donde estuvo recluido el fin de semana largo definiendo los primeros pasos de su gestión. Y agregó: "Ya sabemos que marca para los distintos países políticas que, lejos de permitirles su desarrollo, lo que han hecho ha sido concentrar la economía, generar mucho desempleo y altísimos niveles de endeudamiento."

Sin embargo, quienes conocen su pensamiento no descartan que esa postura pueda reverse. "El no es nada dogmático, y tratará de crear las condiciones como para que, si lo necesitamos, tengamos la puerta abierta para volver al Fondo", expresó una fuente cercana.

La salvedad se entiende mejor a la luz de otra definición que expresó el ministro. Al enumerar las prioridades de su gestión, entre las que incluyó "seguir llevando adelante un muy importante programa de obra pública", mencionó la necesidad de obtener financiamiento para esas obras y de "acceder a los mercados voluntarios de crédito, para recrear el mercado de financiamiento de mediano y largo plazo en la Argentina."

Esta es, precisamente, la principal tarea que el Gobierno debe encarar, según coinciden funcionarios y analistas del sector privado. "Hay que hacer lo necesario para que regrese el crédito voluntario: volver creíble al Indec, hacer converger las tasas de crecimiento del gasto y de la recaudación e integrarse financieramente al mundo, con o sin Fondo", señaló un asesor de primera línea.

El funcionario, que definió al tipo de cambio como un factor "muy bien administrado", también habló sobre el Club de París: "Muchas veces se ha hablado sobre los holdouts y el Club de París, como si éstos fueran trofeos a conseguir. Y deben ser la consecuencia de un trabajo que tenga un sentido nacional. Que tenga que ver con las prioridades que la Presidenta marca, con el mercado interno, con el consumo, con mantener el nivel de exportaciones y con que siga habiendo crecimiento con inclusión social", sostuvo.

Moreno y el Gabinete

Boudou dijo que tiene un trato normal y "bueno" con Guillermo Moreno, aunque marcó su territorio sin animosidad: "Guillermo Moreno es un secretario del área, tengo un buen trato, un trato normal, y vamos a seguir trabajando", sostuvo, y añadió: "La Presidenta me designó a mí como jefe del área económica y quien tiene la responsabilidad de conducción de un área tiene que llevarla adelante en términos de la línea que le marca la Presidenta y en términos de su propia impronta personal. Y eso es lo que yo voy a hacer. Ejercer la jefatura que puso en mis manos la Presidenta de la Nación", afirmó el funcionario, que hoy ocupará por primera vez el despacho de ministro para terminar de definir su gabinete de colaboradores y los primeros pasos de su gestión.

También puntualizó sobre el "fortalecimiento del Indec", al señalar que el objetivo es que vuelva a ser "una herramienta técnica", de seguimiento de las variables. "Creemos que se han hecho muchas cosas buenas, hay que seguir haciendo otras, hay que fortalecer esta institución", abundó.

Boudou defendió el llamado al diálogo realizado por Cristina Fernández y anticipó que escuchará al campo. "La Presidenta marcó los ejes de lo que viene. Habló de diálogo, pero de un diálogo muy serio, con todos los sectores sentados en una misma mesa. Hay que entender que los reclamos sectoriales son importantes, son válidos, pero hay que tener una visión de conjunto, de un país", sostuvo y continuó:

"El campo es un sector más. Hay que verlo como la agroindustria. Hay que ver cuál es la mejor forma para que genere empleo. Con mucha tranquilidad hay que ir escuchando y planteando cuál es el modelo porque nosotros no vamos a ir a un modelo que pueda tener superávit comercial pero al mismo tiempo que no genere empleo. O que no aporte al consumo interno".

Comentá la nota