Boudou dijo que en 2008 la UIA pidió devaluar más

El ministro de Economía, Amado Boudou, salió ayer a relativizar los dichos que el ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, había realizado el viernes, durante su renuncia.
Primero, aseguró que lo sucedido no dañaría la economía argentina. Pero luego, en medio de las declaraciones, también lanzó duras acusaciones contra la Unión Industrial Argentina (UIA), asegurando que el Gobierno había recibido presiones desde cierto sector de la organización para que se devaluara la moneda.

"Existió presión y fue de un sector de la UIA, a mediados de 2008", aclaró el Ministro. Pero luego aseguró que "la que se puso firme y no permitió propuestas sectoriales sobre lo que nos conviene a los argentinos fue la Presidenta", refuntando los dichos de Redrado, quien había asegurado que fue él quien había enfrentado las presiones devaluatorias desde el Gobierno de Cristina Kirchner.

Con respecto a los índices de precios y la inflación, Boudou aseguró que desde el Gobierno se estaban ocupando de la cuestión para que "los precios no se salgan de madre y para que haya inversión sobre bienes de consumo masivo, que es lo que sostiene los precios a largo plazo". Asimismo, el funcionario negó la existencia de alguna cuestión o "causa objetiva" que pudiera cambiar el comportamiento de la economía. En este sentido, también defendió los índices de precios e inflación publicados por el INDEC.

Además, manifestó que en 2010 "no van a haber sobresaltos ni cambios bruscos con el dólar", aunque agregó que pueden generarse "pequeñas modificaciones" con el fin de "mantener la competitividad" de los productos argentinos en el mercado global.

Comentá la nota