Boudou defiende el desendeudamiento

Aunque la mayoría de los argentinos entienda que el pago al FMI con fondos públicos constituye un golpe bajo para una economía que se recupera de la crisis, el ministro de Economía, Amado Boudou, aseguró ayer que la creación del Fondo del Bicentenario para el desendeudamiento es una herramienta que busca "agregar certidumbre". El ministro sostuvo además que "es una manera de administrar y utilizar inteligentemente la política de acumulación de reservas".
Por otro lado, al exponer durante una hora cuarenta ante los integrantes de la comisión bicameral de los Decretos de Necesidad y Urgencia, el funcionario indicó que "a mediados del mes de enero, Argentina definirá su oferta en concreto", en el marco de la ronda de negociaciones iniciada con los

holdouts.

Boudou sostuvo que la creación del Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento y la Estabilidad, creado por el DNU 2010/09, constituye una manera de "administrar y utilizar de manera inteligente la política de acumulación de reservas" llevada adelante por el Gobierno nacional.

Con este argumento, justificó el uso de "un 30 por ciento de las reservas excedentes" para "generar un fondo que dé certeza de lo que va a suceder en el país con los vencimientos durante 2010", y que exprese "voluntad y capacidad de pago".

Comentá la nota