Boudou defendió la utilización de fondos de la Anses para "la creación de empleo formal"

El titular del organismo ratificó que este seguirá invirtiendo en proyectos que generen nuevos puestos de empleo y que el Gobierno fortalecerá la presencia del Estado en la economía para apuntalar el "crecimiento inclusivo"
Respecto de los créditos hipotecarios lanzados por el Gobierno de Cristina Kirchner, señaló que son líneas pensadas "para aquellos que necesiten acceder a su primera vivienda" y remarcó que tienen "como destinataria a la clase media".

Con sus intervenciones en obras públicas, la Anses pretende que la desocupación "decrezca, como viene ocurriendo desde 2003 hasta la fecha", sostuvo Boudou.

En tal sentido, el titular de la Anses señaló que "es muy importante que el país no vuelva a tener altas tasas de desocupación ni empleo informal, que, en definitiva, repercutirá en los niveles de jubilados y en la sustentabilidad del sistema previsional".

El funcionario también defendió la política de intervenciones en la economía que tiene el Gobierno y que se ha reforzados desde el pase de los fondos de las AFJP al Estado.

"Este proyecto de gobierno tiene muy en claro la importancia del mercado, pero también el papel que debe jugar el Estado", subrayó Boudou, y agregó: "Estamos convencidos de que el Estado tiene un rol fundamental para jugar en la economía".

Asimismo, indicó que el Gobierno piensa "la economía en estos términos, en un Estado fuerte, que ayude al crecimiento inclusivo y donde las empresas funcionen correctamente, con creación de empleo formal".

En cuanto a la intervención en la Papelera Massuh, aclaró: "No es que estatizamos o tomamos alguna medida para beneficiar la situación del concurso, armamos un fideicomiso para alquilarle los activos físicos a Massuh y, por otro lado, contratar a plazo (hasta noviembre de 2011) a los trabajadores de la planta".

"Massuh es un primer ejemplo de una nueva forma de vincular el trabajo y la producción, con las políticas activas de un Gobierno", completó.

La Anses invertirá en los próximos dos años y medio 1.500 millones de dólares para financiar, a través del Banco Hipotecario, unos 40 mil créditos hipotecarios.

"Hubo una primera etapa con el Plan Federal de Viviendas, orientado a las personas de menores recursos, que ya lleva construidas más de 300 mil viviendas. Ahora, encaramos una segunda etapa que tiene como destinataria a la clase media", explicó el administrador.

Y puntualizó que "en realidad, son tres líneas de créditos hipotecarios. Una, es para la construcción y refacción, donde se necesita contar con el terreno propio", otra es "la línea para la compra de vivienda nueva" que cubre el 70 por ciento del valor del inmueble, y la última que "es para la compra de una vivienda usada, a quince años, con el 70 por ciento de financiación".

En cuanto a las tasas de financiación, Boudou explicó que son más atractivas para construir que para comprar una vivienda porque el plan "tiende a sostener la economía real desde la demanda", pero a la vez busca "poner énfasis en la oferta, es decir la construcción de nuevos inmuebles".

"Nuestro objetivo es que las parejas jóvenes, los chicos que se incorporan al mercado laboral, o quien lo necesitare pueda acceder a su casa propia", completó el funcionario.

También sostuvo que "en el país se puedan recrear las condiciones del crédito a largo plazo y en tasas fijas es un objetivo deseable" y remarcó que el Banco Hipotecario buscar "funcionar como una entidad testigo que impulse al resto del sistema financiero hacia el crédito de largo plazo".

Comentá la nota