Boudou defendió el presupuesto y no aceptó cambios

Resistió los reclamos opositores y pidió apoyo para convertirlo en ley; se votará en 15 días
El ministro de Economía, Amado Boudou, realizó ayer en el Senado una enfática defensa del proyecto de ley de Presupuesto 2010, a pesar de lo cual no pudo convencer a los bloques de oposición de las bondades de la iniciativa elaborada por la Casa Rosada y que sería discutida en el recinto de la Cámara alta el 11 de noviembre.

Boudou también pidió la sanción del proyecto que suspende por dos años la aplicación de la ley de responsabilidad fiscal, iniciativa que les permitirá a las provincias tomar deuda y con la que el Poder Ejecutivo pretende calmar el reclamo de esos estados por un mayor caudal de fondos de la coparticipación federal de impuestos.

El proyecto será discutido esta tarde, a partir de las 13, en el recinto de la Cámara alta, y todo parece indicar que el oficialismo tendrá los votos necesarios para convertirlo en ley.

La oposición, en su mayoría, rechazará la iniciativa, aunque el radicalismo podría abstenerse, según trascendió.

Más aún, el jefe del Palacio de Hacienda aseguró que las provincias seguirán viéndose beneficiadas por la coparticipación del 15% de lo recaudado por las retenciones a las exportaciones de soja, medida con la que el Gobierno buscó cooptar el apoyo de los gobernadores en su lucha contra las entidades agropecuarias.

"Las provincias, en su conjunto, van a recibir automáticamente el incremento por los derechos de exportación sobre la soja. Es más, van a recibir más recursos que los que los senadores pretendían", afirmó.

Boudou habló por más de tres horas ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda, a la que concurrió acompañado por su viceministro, Roberto Feletti, y el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, entre otros funcionarios del área de Economía.

Las explicaciones del ministro no dejaron conforme a la oposición, que ratificó en pleno su rechazo al Presupuesto 2010.

La misma postura esgrimieron en relación con el resto de los proyectos remitidos recientemente por el Poder Ejecutivo y que prorrogan la vigencia de una serie de impuestos (cheque, cigarrillos y ganancia mínima presunta) sin modificar el actual esquema de coparticipación de los fondos con las provincias.

Realismo

Con fina ironía, el jefe de la bancada radical, Ernesto Sanz (Mendoza), calificó el proyecto de Presupuesto "como el más realista que ha enviado el kirchnerismo" desde que llegó al poder, pero aclaró que esto era así porque "ya no puede mentir más".

Fiel a las directivas recibidas por la presidenta Cristina Kirchner, el ministro Boudou rechazó todas las propuestas de modificaciones planteadas por los senadores de la oposición.

Al respecto, aseguró que el Presupuesto 2010 "sigue los mismos lineamientos de política económica de esta administración, con dos aumentos asegurados para jubilaciones y pensiones, sostenimiento de la política de desarrollo social e incremento del gasto en obra pública".

"No cabe duda de que con esto quieren disciplinar a las provincias", replicó el chaqueño Roy Nikisch (UCR), en referencia a que el Poder Ejecutivo prefiere que los gobernadores se endeuden antes que entregar una porción mayor de la coparticipación de impuestos.

Puntos centrales

* Reparto . Boudou consideró clave el proyecto que autoriza a las provincias a tomar deuda, de manera de calmar los reclamos por una mayor distribución de los impuestos.

* Obra pública . El proyecto de presupuesto hace referencia a un incremento en la obra pública e incluso autoriza al ministro Julio De Vido a tomar deuda para promoverla. La oposición objeta este último punto.

* Macroeconomía . Los senadores de la oposición también cuestionan las pautas principales de la economía, sobre todo la previsión inflacionaria (de sólo 7 %).

Comentá la nota