Boudou: "No es una decisión judiciable"

Así lo afirmó el ministro a LA NACION, tras defender en el Congreso el uso de los fondos del BCRA
El ministro de Economía, Amado Boudou, señaló anoche que la decisión de usar reservas del Banco Central para pagar la deuda no debe debatirse en la Justicia, ya que es una medida de política económica.

En un breve diálogo con LA NACION, el ministro consideró que esta cuestión "no es una decisión judiciable, sino de política económica".

El ministro no se quiso explayar sobre la controvertida idea, aunque por la mañana en el Congreso se presentó en forma sorpresiva para defender esta estrategia. En Economía afirman que no hay necesidad de esperar al Parlamento, aunque destacaron que se trató de "tener un buen gesto" con los legisladores.

Al respecto, recordaron que, para rechazar el DNU, la oposición debe tener mayoría en ambas cámaras.

En la misma sintonía, rechazan los cuestionamientos realizados en voz baja desde el Banco Central, al considerar que "el alza de las reservas tiene una de sus explicaciones centrales en la política económica".

Así, intentan dar a entender que el BCRA no es "dueño", sino "administrador" de estos fondos.

En esta sintonía, Boudou dijo en la comisión de seguimiento de los DNU que "ésta no es una medida aislada, sino que está en el marco de las adoptadas para el retorno al mercado financiero de crédito y para profundizar un modelo que permita un crecimiento inclusivo".

"Mostramos voluntad y capacidad de pago teniendo de antemano los fondos para los vencimientos del año 2010, en un momento en el que no hay tensión en el mercado cambiario y que las reservas tienen una retribución muy baja", agregó.

En Economía creen que el BCRA no tiene margen para eludir el giro de los fondos, pero en la entidad monetaria se recuerda en voz baja que, tal como ocurrió con el pago al Fondo Monetario Internacional (FMI), el aval legal sólo se dará cuando el Congreso ratifique el DNU.

Con cinco directores cuyo mandato vence en septiembre, al igual que el del presidente Martín Redrado, la validación del decreto no parece un trámite sencillo, porque nadie quiere quedar expuesto a causas judiciales en el futuro.

Pero las dudas no se agotan en el plano jurídico, ya que en la entidad monetaria consideran que "no existe la situación de urgencia planteada por el decreto y, a diferencia del pago al FMI, ahora el efecto monetario no será neutro si se hacen pagos en pesos".

Al respecto, consideran que podría haber una inyección excesiva de pesos en la economía si el Gobierno utiliza los fondos para hacer pagos internos, algo que, según el BCRA, no está del todo claro. En principio, el ministro dijo que los recursos estarán destinados al pago de la deuda en dólares para los acreedores ajenos al sector público.

En ese sentido, Boudou dijo ayer que "urgente no es, sino estratégico", al interpretar que, sin las reservas, la baja de la tasa de interés no sería tan fuerte como si se las usara para los pagos de 2010.

Por otro lado, el ministro se sintió tranquilo porque el juez federal Daniel Rafecas desestimó ayer por escrito una denuncia de Mario Cafiero, Ricardo Monner Sans y Javier Llorens, por "abuso de autoridad", que alcanzaba también a Redrado, a raíz del uso de las reservas.

Comentá la nota