Boudou afirmó que no habrá cambios en el Fondo del Bicentenario

El ministro de Economía, Amado Boudou, descartó ayer cambios en el diseño del Fondo del Bicentenario y denunció "una fuerte presión sobre el canje". Además, el ministro minimizó el impacto del embargo preventivo dictado por la Justicia de los Estados Unidos sobre fondos de la Argentina depositados en ese país.
En consonancia con la presidenta Cristina Fernández, el ministro también fustigó el accionar de "un sector" de la Justicia argentina, atacó al vicepresidente, Julio Cobos, a quien llamó

"titular de facto" de la oposición, y se refirió a Martín Redrado como "el ex presidente del Banco Central".

Consultado sobre si el escenario planteado corresponde a "una conspiración mafiosa",

el ministro contestó: "Claramente". En una conferencia de prensa que ofreció ayer a la tarde en el Palacio de Hacienda, tras conocerse la decisión del juez de los Estados Unidos,

Thomas Griesa, de embargar una cuenta con reservas de la Argentina en ese país, Boudou aseguró que el Fondo del Bicentenario tendrá el andamiaje legal necesario para que no pueda sufrir acciones judiciales similares a las dictadas por Griesa y afirmó que no necesita ser modificado.

En esa oportunidad, el ministro denunció "una fuerte presión en contra del canje" y admitió que esta situación complica la operación, que aún espera una definición por parte de la comisión de Valores de los Estados Unidos. Boudou reveló que el riesgo país subió 12 por ciento y los bonos cayeron entre 5,7 y 8,5 por ciento desde el jueves, luego de haber tenido una mejora sustantiva desde que se había conocido la intención del Gobierno de salir del default.

"Parece que los fondos buitres tienen oficinas en Buenos Aires", recalcó el ministro, aunque evitó dar nombres cuando se le pidieron precisiones. El titular de la cartera dijo que no pensó en dejar su cargo por la crisis entre el Banco Central y el Gobierno, y afirmó que su renuncia está a disposición de la presidenta Cristina Fernández "24 horas por día, 365 días al año".

En sus críticas, Boudou advirtió al vicepresidente Julio Cobos que "no es un legislador"

y que su verdadera función en el Congreso es "llevar la voz del Gobierno". "No está en el Senado para ser el líder de facto de la oposición", remarcó.

El jefe del Palacio de Hacienda minimizó el impacto por el embargo dictado por el juez Tomas Griesa sobre las reservas del Banco Central en Nueva York y descalificó al magistrado al decir que es "un embargador serial".

"En este momento, ese embargo implica solamente 1.700.000 dólares", dijo el funcionario, y acusó a los fondos buitres de operar en contra del país, "a veces desde dentro de los poderes del Estado". Además, precisó que la cantidad de dinero que podría estar en condiciones de ser embargado no supera los 15 millones de dólares. Y añadió que en su presentación judicial, los acreedores acercaron "recortes de diarios en los que se informaba sobre la apertura del Fondo del Bicentenario".

Comentá la nota