"Botnia no puede ser un obstáculo en las relaciones con Uruguay"

Urribarri afirmó que el conflicto es sólo uno de los temas que tratarán con el futuro presidente uruguayo.
El conflicto por la instalación de la pastera Botnia en Fray Bentos "no puede ser obstáculo en el desarrollo integral" de las relaciones bilaterales, dijo ayer el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, quien hoy será recibido por el presidente electo de Uruguay, José Pepe Mujica.

Urribarri destacó que Entre Ríos compone casi toda la frontera argentina con Uruguay, por lo que tienen ambos una amplia agenda de temas comunes. El conflicto por Botnia "es uno de los temas ineludibles", reconoció, pero "no se puede perder tiempo" esperando el fallo de la Corte Internacional de La Haya. La audiencia con Mujica tendrá lugar hoy en un sitio no aclarado por fuentes cercanas al futuro mandatario oriental, aunque se cree que podría ser en la chacra que Mujica tiene en Rincón del Cerro, cerca de Montevideo.

El encuentro marca una diferencia más en la forma de encarar el diferendo entre Mujica y el actual presidente Tabaré Vázquez. Éste declaró hace tiempo ya que no habrá diálogo con la Argentina mientras el corte de ruta siga vigente. Mujica recibirá a Urribarri y dialogó ya con la mandataria argentina Cristina Fernández.

El pensamiento de Tabaré Vázquez queda bien reflejado en las declaraciones que el intendente del departamento uruguayo de Río Negro, Omar Lafluf (del Partido Nacional, opositor al Frente Amplio con el que triunfó Mujica), hizo a la agencia ANSA: "El gran responsable del corte del puente internacional desde hace cuatro años es el gobierno argentino, en la medida que se está violando por parte de la Asamblea de Gualeguaychú un Tratado Internacional que asegura el libre tránsito de personas, bienes y servicios por los pasos fronterizos", dijo. Estimó en 15 millones de dólares las pérdidas económicas al día de hoy debidas al corte.

Desde la Asamblea Ciudadana Ambiental, las voces oscilan entre moderado optimismo (el diálogo "siempre es esperanzador", dijo Daniel Pérez Molemberg) a escepticismo ("no tengo expectativas", dijo Juan Veronesi. "Ojalá que sea para bien y me equivoque", agregó). Los asambleístas sostienen que el problema es Botnia y no el corte. Uno es el origen del problema; el otro, la consecuencia. "Creemos que el camino es el diálogo. Pero el problema está en dónde se enfoque", dijeron Pérez Molemberg y Mario Boari.

Ayer, Urribarri alabó la lucha de Gualeguaychú: "Marcó un antes y un después en la defensa del medio ambiente", dijo. "No hay en el mundo una sociedad tan valiente que con firmeza y convicción instaló la necesidad de vivir en un medio ambiente sano. Pero el corte perjudica el desarrollo", aclaró el gobernador.

Comentá la nota