Botnia: después del escape de gases, refuerzan los controles

Lo hicieron el Gobierno nacional, el entrerriano y también Uruguay. Polémica.
"Es algo realmente muy grave y vamos a hacer lo que corresponda", enfatizó el gobernador entrerriano Sergio Urribarri en relación con el escape de gases con ácido sulfhídrico que se produjo el lunes en la planta de Botnia y llegó hasta la ciudad de Gualeguaychú. Por este motivo, envió allí al secretario de Medio Ambiente de la provincia, Fernando Raffo, quien se reunió el lunes por la tarde con el intendente Juan José Bahillo.

En tanto, desde la Nación, el jefe de Gabinete Sergio Massa, coordinó con el secretario de Ambiente, Homero Bibiloni, el envío a Gualeguaychú de un equipo técnico, que llegó ayer por la mañana, presidido por el ingeniero Carlos Romero, de la Comisión Nacional de Energía Atómica, y Carlos Arceli, de la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación.

Asimismo, desde Montevideo se procedió a redoblar los controles. La Dirección Nacional de Medio Ambiente de Uruguay (Dinama) envió especialistas a Botnia para determinar la causa de los olores. De todos modos, el gobierno uruguayo minimizó lo ocurrido: "En una operación de mantenimiento de rutina se suscitó un error que generó una emanación de gas, percibiéndose mal olor. Este hecho no trajo ningún problema para la salud de las personas ni consecuencias al medio ambiente", declaró el ministro de Medio Ambiente uruguayo, Carlos Colacce.

Desde Paraná, Urribarri señaló que podría presentar una "protesta del caso al gobierno uruguayo". Dijo que es lamentable que la actividad de Botnia "perjudique el turismo" y que el episodio de olor fue "grave, y no relativizamos en absoluto que haya olores nauseabundos y agresivos a la salud humana".

En Gualeguaychú se desarrolla desde hace más de un año un Plan de Vigilancia Ambiental del Río Uruguay en agua, aire y tierra. Hay para ello instaladas dos estaciones fijas de monitoreo, dos móviles y ayer se recibió desde la Nación una más, para detección específicamente de ácido sulfhídrico en el aire. También, una vez al mes, otra estación realiza monitoreos especiales. Todo esto fue revisado por el intendente Bahillo con los funcionarios nacionales y provinciales.

A su vez, el secretario de Salud Municipal, Martín Piaggio, viajó a Buenos Aires a la Secretaría de Medio Ambiente, donde "controlan on line la estación de monitoreo del Ñandubaysal, por lo que siguieron paso a paso todo lo ocurrido", dijo Piaggio a este diario. El episodio de gases fue una "emanación de compuestos químicos, una invasión en nuestra calidad de vida", agregó. CC

Comentá la nota