Bossio enfrenta el lobby de las mutuales y baja las tasas a jubilados

Saldrá una resolución que le pone un tope a las tasas de interés que las mutuales y las cooperativas les cobran a los jubilados por prestarles plata. Un fuerte lobby financiero intentó bajar la medida. El tandilense Bossio apuesta fuerte.
Se trata de un negocio que mueve 2500 millones de pesos por año, y en el Gobierno aseguran que hay bancos operando detrás de esas entidades.

El director de Anses, Diego Bossio, sufrió en las últimas horas una fuerte presión de mutuales y cooperativas para evitar que firme una resolución que limita el valor de las tasas que esas entidades cobran a los jubilados por préstamos que les otorgan, que según constataron técnicos del organismo, oscilan entre el 60 y el 100% anual.

Pero el lobby financiero no dio resultado: la resolución será publicada hoy en el Boletín Oficial. Para eso, Bossio debió consultar a la presidenta, después que, según pudo saber, recibiera advertencias demás intimidatorias.

"Pibe, te quedan 30 años de carrera política, esto que querés hacer no lo hicieron ni (Sergio) Massa ni (Amado) Boudou, no seas tonto y no te metas", rezaba uno de los últimos mensajes que le llegó a Bossio. Enterada, Cristina Kirchner fue tajante: "Dale para delante", le dijo.

La resolución que quieren evitar los banqueros establece límites para la tasa máxima que pueden cobrar las mutuales y cooperativas por los préstamos que le brindan a los jubilados, un negocio que mueve cerca de $ 200 millones mensuales, a razón de casi $ 2.500 millones al año.

Esos préstamos suelen contener tasas de hasta el 100%, lo que cierra un negocio redondo, ya que el cobro es por descuento de los haberes jubilatorios, lo que permite evitar moras.

En el Gobierno aseguran que muchas de las cooperativas y mutuales que actúan en este mercado responden a los principales bancos con asiento en el país. Las entidades financieras adheridas al sistema de código de descuento se encuentran varios bancos como el Banco de la Nación Argentina, Credicoop, Banco de la Provincia de Buenos Aires, Banco Ciudad, Banco de Córdoba, y Banco de Santiago del Estero.

Para graficar la situación, la Anses detalló como mediante acciones tomadas por el propio organismo en el programa de Turismo de Adultos Mayores (conocido como "Vamos de Paseo") el costo de los créditos se redujo a menos de la mitad respecto a la tasa de mercado (de valores del 38% al 50% se logró bajarlo al 17%).

Nuevas medidas

La resolución establece límites precisos para la oferta crediticia a jubilados por parte de mutuales y cooperativas. Las obliga a informar mensualmente a ANSES los valores de cada uno de los bienes o servicios que adquieran los beneficiarios, que deberán ser acordes a los del mercado minorista. Y establece penalidades a quienes no lo haga.

Y, lo principal, fija "un límite máximo para el costo de los créditos, bajo la forma de costo financiero total (CFT), expresado como Tasa Efectiva Anual (TEA), que permita determinar la cuota mensual final a pagar por el afiliado de los créditos otorgados con código de descuento".

Ese costo, dice la resolución, "se determinará por la tasa de interés anual por préstamos al sector privado no financiero para préstamos personales a tasa fija en moneda nacional a 180 días de plazo (publicada por el BCRA), más siete puntos porcentuales anuales. La vigencia de cada tasa máxima será de tres meses calendario".

Además, las mutuales deberán permitir la precancelación de deudas contraídas por hasta el importe del capital adeudado, más los intereses calculados hasta esa fecha, y tendrán sesenta días a partir de la fecha de publicación de la resolución en el Boletín Oficial para adherir a los términos antes citados.

Comentá la nota