Bosio advirtió que la prioridad de Unión es "limar las asperezas" con el PRO

El edil denarvaísta de Lanús reconoció que hay "diferencias" con el macrismo pero aclaró que éstas no ponen en riesgo el acuerdo político que existe entre ambos sectores. Asimismo, negó que se haya "negociado" el resultado final de las elecciones con el oficialismo y vinculó esas imputaciones a "aquellos que sangran por la herida" por no haber formado parte de la lista de Unión PRO.
El concejal del bloque Unión PRO en el Concejo Deliberante de Lanús, Cristian Bosio, admitió ayer que "aún existen diferencias" en el seno del sector pese a la buena performance de las últimas elecciones legislativas y aseveró que uno de las prioridades que se auto impuso el denarvaismo local para el futuro inmediato es "limar las asperezas" que existen con el macrismo "para fortalecer el frente".

"Estaría siendo hipócrita si dijera que no hay roces, que está todo bien y todo es color de rosas. Hay intereses particulares y diferencias pero lo sano es que podemos y queremos resolverlas", señaló el edil en el marco de una charla con Info Región.

Asimismo, indicó que el fin que se persigue "es la unidad" y aseguró que en pos de esa búsqueda "existe la predisposición a deponer algunos cargos o demás cosas a las que cada uno pueda aspirar". "Lo sano para poder caminar juntos es eso, poder achicar las diferencias a través de un diálogo en el que uno escucha lo que dice el otro y viceversa", completó.

Por esta línea el referente del espacio fogoneado por Francisco De Narváez remarcó que "la gente de Lanús votó por el cambio" que representan los dos espacios por lo que precisó que "ese es el primer argumento para buscar seguir juntos".

"La diferencia de apenas 54 votos por debajo del oficialismo nos hace sentir ganadores porque pudimos interpretar lo que la gente quiere en estos momentos", subrayó, antes de aclarar que "esa responsabilidad no es sólo de Unión ni sólo del PRO, sino de los dos juntos".

Hasta último momento, la alianza entre el peronismo disidente y el macrismo se adjudicó la victoria en el distrito a partir de la tendencia que marcaba el recuento parcial de votos. Sin embargo, el escrutinio final dio como ganador al Partido Justicialista y aliados y, en consecuencia, la última banca en disputa quedó en manos del oficialismo.

Rápido de reflejos un ex referente del quindimilismo, el ex senador provincial Manuel Lozano salió a hacer leña del árbol caído denunciando un presunto acuerdo entre sectores a partir del cual Unión PRO habría "negociado" el resultado final de los comicios con el kirchnerismo.

Al ser consultado sobre esta imputación, Bosio no dudó en incluir al ex legislador provincial en el grupo de "aquellos que sangran por la herida" por no haber sido incluidos en la lista que consiguió pelearle palmo a palmo la elección al oficialismo.

"Algunos no entienden que el caudillismo de Manolo ya no está. Lozano no debe conocer la realidad porque nunca habrá ido a contar votos", dijo el edil con un dejo de ironía.

"Por ese motivo creo que detrás de sus declaraciones hay un trasfondo político. Quizá sangra por la herida porque no está dentro de las fuerzas que quiso integrar en su momento", disparó, para enseguida bajar el tono y recordarle que "en política el que se enoja, pierde".

"Nosotros no le cerramos la puerta a nadie así que me parece que esa actitud no es la mejor que pudo tener", sentenció.

Comentá la nota