Bordón dice que "nunca se retiró"

El ex gobernador, que se encuentra participando del Coloquio de Idea, dejó abierta la puerta de su retorno político. Paralelamente, dio su visión crítica sobre la manera que el oficialismo lleva adelante la estatización de las AFJP. Su gestión fue la más valorada por los lectores de MDZ en una encuesta, a nivel provincial. Y el presidente preferido terminó siendo Raúl Alfonsín.
Desde el Coloquio de Idea, que se desarrolla en Mar del Plata, José Octavio Bordón dejó abierta la puerta a su eventual retorno político. “Nunca me he retirado, ni he vivido atado a sucederme a mí mismo en un cargo. No estoy con una estrategia electoral, y no lo tengo en la cabeza aunque tampoco me lo han ofrecido” dijo el ex gobernador, quien por otra parte, de ninguna manera expresó una negativa cuando se le mencionó que los políticos nunca se retiran y que en todo caso, se toman un tiempo.

“Estoy feliz de haber hecho las cosas así, intercalando experiencias nacionales e internacionales. Actualmente tengo dos proyectos académicos y otros con organismos internacionales. Vengo de Brasil, donde estuve con Fernando Cardoso y funcionarios de Lula”, agregó como culminación de una charla telefónica que además se explayó sobre distintos temas.

Entre una conferencia y otra, el dirigente advierte sobre el particular clima que se vive en Mar del Plata. “Hay mucha preocupación entre los empresarios. Siempre existió el miedo de que el huracán no nos iba a dar de lleno, pero la sensación de las últimas medidas, especialmente la estatización del sistema de AFJP, dejan muchas dudas sobre qué va a pasar con el mercado de capitales en nuestro país, cuando los en otros lugares del mundo están tratando de fortalecerlos. Hay inquietud por la falta de seguridad jurídica”, precisó antes de explayarse.

En ese clima de escepticismo, y con una mirada crítica hacia el kirchnerismo que lo supo contener, asegura que “es necesario hacer un cambio, pero garantizando el presente y el futuro de los jubilados, pero también asegurando el funcionamiento de la economía para que siga creciendo”. Bordón cree que esta decisión de la presidenta Cristina Fernández se debería haber hecho de otra manera: “Los cambios profundos deben garantizar las reglas del juego. Y esto lo digo con autoridad por mis posturas en los ‘90… Por ello, en el debate parlamentario pido prudencia, amplitud y criterio para la discusión, con gente capaz y sin agresiones. No hay que agregar más turbulencias…”.

En particular, MDZ también estaba interesado en conocer su opinión sobre estos 25 años de democracia, que evocaron numerosos recuerdos de un hombre que además fue diputado y senador nacional, candidato a presidente y embajador en los Estados Unidos. Así, Bordón recordó que aquel 30 de octubre del ’83, “más allá del sabor amargo por la derrota del justicialismo, fuimos a saludar a la fórmula de la UCR… A partir de allí venía un punto de estabilización. Era la primera vez que perdíamos y que no había proscripción: nacía la Renovación del PJ, y lo hacíamos sin resentimiento, preguntándonos porqué habíamos perdido, incluso en los sectores medios”.

Para Bordón, estos 25 años han significado una “gran enseñanza, en términos de libertades, de creatividad, de convivencia. Un gran cambio cultural pero que por eso no disimula las diferencias o los problemas como la exclusión, la pobreza y la marginalidad que todavía tiene el país y que son los grandes desafíos del futuro”.

La figura del ex presidente Raúl Alfonsín, como el símbolo de este cuarto de siglo de la institucionalidad, significa y significaron para Bordón “un oxígeno democratizador que deja un legado trascendental en el campo de la democracia y de las instituciones. Es una buena herencia para su partido y también para todos los argentinos”.

En ese contexto, y al recordar su gestión que fue una de las valoradas más positivamente por nuestros lectores, dijo que “nunca en mi vida pública a nada le dediqué más y mejor tiempo que a la gobernación. A la distancia, veo una cantidad de políticas y estilos que pusimos en marcha, que fueron importantes, sin decir que por ello no hayamos cometido errores. Algunas, como la vitivinícola que le han dado competitividad a la vitivinicultura mendocina, o la transformación del Estado, recuerdo también el presupuesto por resultado… Nos preparamos en serio para gobernar”.

El momento de la charla marca las diferencias de ese pasado con este presente, al que Bordón prefiere ponerle prudencia a sus declaraciones. Cree que para evaluar al gobierno de Celso Jaque “hay que esperar hasta la mitad de su camino. No me parece correcto analizarlo desde esta perspectiva de hace 20 años; sería un error conceptual, académico y político”, finalizó.

Encuestas

Ayer, en ocasión de los 25 años de democracia, los lectores de MDZ señalaron las gestiones de José Octavio Bordón y de Raúl Alfonsín como las mejores del período 1983-2008. Fue a través de sendas encuestas "múltiple choice" que ofrecimos a los visitantes. Las gestiones peor valoradas resultaron la de Celso Jaque, y la de Cristina Fernández de Kirchner, respectivamente.

Comentá la nota