Al borde de la ruta 2, los ruralistas pidieron la renuncia de Cheppi

Al borde de la ruta 2, los ruralistas pidieron la renuncia de Cheppi
Alfredo De Angeli avisó que "en febrero o marzo" podrían volver los cortes.
Le tocó abrir el acto a un cura que con cierta parsimonia suplicó a los cielos que derramen algo de agua sobre los suelos sedientos del sudeste. Con alguna que otra metáfora se refirió luego al humor del los hombres del campo, pero enseguida le pasaron el micrófono a Alfredo De Angeli que, con su conocido estilo, le pudo bríos a la protesta campesina y sin vueltas lanzó una amenaza a corto plazo. Advirtió que en caso de que el Gobierno no de un giro en su política para el sector, "en febrero o marzo" pueden volver los cortes de rutas.

Los productores pidieron la renuncia del Secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, y calificaron a las medias vinculadas a la compra de maquinaria agrícola como "absolutamente desubicadas".

Ante unos dos mil productores del sudeste de Buenos Aires, el entrerriano De Angeli dijo de que "no será culpa nuestra si cortamos, que lo sepa lo sociedad: las tendremos que cortar porque el Gobierno nacional no atiende los genuinos intereses del campo".

Fue en Coronel Vidal, en la sede que la Sociedad Rural de Mar Chiquita tiene sobre la ruta 2, en el kilómetro 347. La Policía montó un doble cordón de seguridad y no permitió que los productores se pararan sobre el camino. Como fuerza disuasiva la labor fue más que efectiva: hubo un agente de la bonaerense por cada seis manifestantes.

Se había anunciado a las 10 el acto, pero no arrancó hasta la llegada del titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, pasado el mediodía. De Angeli llegó y enseguida fue vivado, y no había dado diez pasos y ya hablaba con los periodistas: "El gobierno se está tomando una revancha por haberle dicho que no, la revancha es no encontrar una solución".

Ya andaban por ahí entre la humareda de los choripanes Luciano Miguens, ex presidente de la Sociedad Rural ("Ojalá este sea un punto de inflexión", dijo en relación a las declaraciones del gobernador Daniel Scioli quien dijo que "el campo tiene razón") y algunos hombres de la oposición

"Los kirchner no se van a olvidar de haber enfrentado al campo", dijo luego De Angeli, y consideró que a este gobierno "sólo le faltan las armas: esto no es una democracia, sino una tiranía. Y tanto que reniegan de esa época..."

Sobre el acoplado de un camión, embanderado y puesto de frente a la ruta 2, también estuvieron Mario Llambías, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Pedro Apaolaza y Jorge Schroeder, de Confederaciones de Asociación Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), además de dirigentes locales.

El tono de los discursos no varió: los ruralistas anunciaron que "los tiempos se acaban" y que si no hay respuesta positivas a sus reclamos estarán "iniciando acciones contundentes durante el mes de febrero". Luego, los dirigentes pidieron "no aflojar" e insistieron en la posibilidad de nuevos cortes de rutas.

Jorge Schroeder pidió la renuncia del secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, y fue aplaudido. Lo mismo Mario Llamabías: "Lo que este pajarón no sabe es que es el secretario de Agricultura y debe trabajar por el campo y el país, no conservar el cargo y permanecer ahí", sostuvo. Le pidieron a Cheppi que cumpla con su promesa de renunciar si la situación no cambiaba.

Luego, a su turno, cada uno le apuntó a los gobernadores alineados con el gobierno. "Algunos viven de espalda al interior, y eso se paga caro en la Argentina", dijo Apaolaza, en tanto que De Angeli le tiró con munición gruesa a Scioli. "ël sabe hace mucho lo que pasa en el campo y ahora ve como se le está quemando la provincia, ve el calor y no puede llegar al interior. Ahora se hace el bueno".

Comentá la nota