El boom turístico hizo repuntar 5,4% en enero las ventas de los comercios

Según la CAME, a nivel país el año comenzó con un repunte en la demanda para la época de Reyes que luego se mantuvo en los distintos centros vacacionales. La crisis del Banco Central no afectó el ánimo de la gente.
Las ventas de los comercios minoristas crecieron en enero 5,4% con respecto a igual mes de 2009, impulsadas por la fuerte demanda de bienes y servicios en centros turísticos del país, informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

"La crisis vinculada al Banco Central y al uso de las reservas internacionales no afectó el ánimo de los consumidores en enero y mucho menos en los centros turísticos", evaluó CAME.

Además, en un informe sobre la actividad, la confederación señaló que "el año comenzó con un muy buen movimiento comercial que ya se pudo observar durante la venta de Reyes.

"Hubo una mayor afluencia turística en todo el país y eso ayudó a que los comercios localizados en las ciudades turísticas lograran cierto respiro después de la temporada muy floja del año pasado", analizó.

El informe indicó que de 22 rubros relevados, 20 registraron aumentos en sus ventas interanuales, y solamente dos (Muebles de Oficina, y Muebles de Hogar) verificaron una caída. De todos modos, la entidad explicó que "en todos los casos se está comparando contra un enero 2009 donde la venta había tenido una caída interanual de 12,1%, y eso ayuda a mejorar la tasa de incremento que se observa este año".

Además aclaró que "no todo ese aumento quedó reflejado en una mejora en las utilidades, ya que en algunos bienes y servicios los precios no reflejaron la suba de costos del último año". El sondeo arrojó que la mayoría de los centros turísticos del país experimentó una fuerte demanda de bienes y servicios.

La entidad atribuyó el repunte de ventas al encarecimiento de destinos turísticos fronterizos como Brasil y el mayor arribo de extranjeros, aunque consideró que "principalmente el consumo se vio favorecido por la mayor predisposición de las familias que, este año, no escatimaron en sus vacaciones y se mantuvieron ajenas a los avatares políticos".

No obstante, precisó que el comportamiento de las ventas fue muy dispar entre ciudades. Así, remarcó que mientras los centros turísticos de la Costa Atlántica u otros destinos ubicados en Mendoza, Misiones, Tucumán o la región patagónica tuvieron un alza importante, "las urbes se vaciaron y debieron conformarse con un enero muy flojo.

"A su vez, en provincias como Córdoba, los cortes de luz programados a partir del 17 de enero están impactando sobre el consumo y ya se observan cancelaciones de reservas, situación que se sentiría con mayor fuerza en febrero", advirtió.

CAME sostuvo además que en Entre Ríos la temporada está dejando "un sabor amargo", debido a que las inundaciones ahuyentaron al turismo y provocaron una caída significativa en la actividad comercial.

Comentá la nota