Sin el "boom" prometido, los ruralistas apuestan a armar un bloque de seis

Todos van en listas antikirchneristas. Las mayores chances, en La Pampa, Chaco y Buenos Aires.
A pesar de las promesas de todos los referentes opositores de incorporar hombres del campo a sus listas, hasta ahora no son tantos como se esperaban los dirigentes rurales con chances de llegar a una banca en el Congreso Nacional. Un puñado de ellos -entre cinco y seis, en el mejor de los casos- podrían asumir en diciembre como diputados. "Seremos suficientes como para hacer ruido", plentaba ayer un ruralista, que se consolaba pensando que el agro seguramente tendrá más cantidad de legisladores que la oficialista CGT.

Los dos vices de Federación Agraria, Ulises Forte y Pablo Orsolini, parecen número puesto para ocupar una banca. En La Pampa, Forte selló un pacto con su rival en la interna radical, el senador Juan Carlos Marino y encabezará la lista opositora. Se renuevan tres diputados.

Orsolini es un socialista que acordó con el ex gobernador de la UCR, Angel Rozas, ir en el primer lugar de la lista opositora a Jorge Capitanich en Chaco. Se renuevan cuatro bancas.

Jorge Srodek, vice de CARBAP, todavía no sabe si será candidato a diputado nacional o provincial en Buenos Aires, por la alianza entre el PRO y el peronismo disidente. Francisco De Narváez le prometió un puesto expectante en esa coalición que promete hacer buena elección en el mayor distrito electoral. Allí se renuevan 35 diputados.

En Córdoba, donde hay en discusión 9 bancas, tienen algunachance dos mujeres vinculadas al ruralismo. El gobernador Juan Schiaretti confirmó que Estela Garnero, de la Federación Agraria de Río Cuarto, ocupará uno de los primeros lugares en su lista de diputados. Como quinta de la UCR figuraría Clara Raspo, de la Rural de Laboulaye.

Quien va por la hazaña en Formosa, donde el PJ ganó con más de 70% de los votos las últimas elecciones, es el vice de CRA, Ricardo Buryaile, que encabezará una lista que unió a todo el arco opositor. Para entrar a la cámara, necesitará 35% de los sufragios.

Luis Bernardo Aspiazu, otro ex presidente de una sociedad rural, la de Curuzú Cuatiá, encabezaría la lista de diputados del radicalismo en Corrientes, liderado por Ricardo Colombi.

En Entre Ríos, territorio de Alfredo De Angeli, no parece haber quedado en carrera ningún agrocandidato, aunque Pedro Chemes, de CRA, y Luis Etchevehere, de la SRA, sonaron para la pulseada. Lo mismo sucedió en Buenos Aires con el secretario de CRA, Javier Jayo Ordoqui, quien sonaba para ocupar el cargo que Mario Llambías rechazó en la lista de Margarita Stolbizer. Allí sí podría recalar el alfonsinista Mario Raiteri, de Coninagro.

Con esta troupe, el ruralismo aspira a tener "una representación digna" en el Congreso. Pero además colocará varios candidatos a diputados provinciales. Un caso confirmado para el frente que postula a De Narváez es el del director de Federación Agraria en Pergamino, Jorge Solmi, quien cuenta con gran apoyo de los chacareros de la región.

Comentá la nota