Bonos ensayan una recuperación pero con un volumen totalmente deprimido

Bonos ensayan una recuperación pero con un volumen totalmente deprimido
Con feriado en Wall Street, hoy el mercado local quedará librado a su suerte. Pero en la city creen que la incipiente recomposición de precios en los títulos públicos podría continuar esta semana, incluso con cierto repunte de los negocios
Tras haber recuperado buena parte del rojo que les costó la pelea entre el Banco Central y el Poder Ejecutivo, los bonos arrancan lo que promete ser otra semana imprevisible y cargada de angustia. Pero aferrados a la idea de que el canje sigue firme –más allá de los cuestionamientos de la SEC que trascendieron el viernes último–, los inversores empezarían la semana con mejor ánimo luego de que se desbloqueara la cuenta del Banco Central en Nueva York y ante la convicción de que, con Fondo del Bicentenacio o sin Fondo, los vencimientos del 2010 podrán ser cubiertos.

La decisión del juez Thomas Griesa de liberar la cuenta del Central no sólo despeja un temor latente de los inversores con respecto a la operatoria del organismo, sino que también permite que el país pueda acelerar los pasos para lanzar el canje de deuda. En la city creen que esta semana podría verse un caudal de negocios un poco más significativo –con la salvedad de la rueda de hoy, con el feriado de Wall Street por el día de Martin Luther King–.

En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), el viernes último se operaron tan sólo u$s 90 millones, aún por debajo de los u$s 135-140 millones de los días previos. En el mercado estaban intranquilos por las derivaciones del embargo de las cuentas en Nueva York del BCRA. "Esta nueva medida despeja varios aspectos fundamentales para los bonistas. De todas formas, seguirán congelados los u$s 1,7 millones, con lo cual sólo se restablece operativamente la cuenta. No significa que no prospere otro pedido de embargo en el futuro. Economía, para lanzar en canje, tiene que tener todo bien medido para evitar complicaciones", dijeron desde un banco extranjero.

Aún existe la controversia por el desplazamiento de Martín Redrado al frente del Central y, más importante aún para los bonistas, las trabas para el Fondo del Bicentenario. El castigo a los bonos y por consiguiente a la oferta no fue menor. ACM recuerda que el mercado, a partir de la escalada iniciada con el todavía fallido pedido de renuncia a Redrado, comenzó a sentir con mayor fuerza el impacto de esta crisis: el Discount en dólares y el Boden 2015, títulos relevantes para estimar el valor de la oferta del Gobierno y el costo de colocación de nueva deuda, cayeron 5,1% y 2,2%, respectivamente desde el martes 9 a mediados de la semana pasada. Así, el valor de la oferta llegó a perder u$s 8. Ahora se espera que las mejores perspectivas con los títulos haga que la oferta retorne a valores cercanos a u$s 50, algo que le daría atractivo a los bonistas para participar de la operación. Rápidos de reflejos, en el banco Barclays (que trabajó junto a Economía en el canje), salieron a recomendar bonos argentinos, incluso en el caso de que el Fondo del Bicentenario finalmente naufrague.

Comentá la nota