Los bonos acusaron el golpe

Los bonos acusaron el golpe
Desde la crisis del campo que no se producían bajas de dos digítos. Fueron fatales las últimas dos horas de operación. El Merval perdió 2% y el Central mantuvo sin cambios el dólar al vender 30 millones.
El fallo del embargo de la justicia norteamericana desató un revuelo en los mercados y sepultó a los títulos de deuda pública. Los bonos se desplomaron hasta 12% en tan sólo un par de horas y desde mediados de 2008 no experimentaban una caída de dos dígitos en una rueda. Las acciones que integran el índice de acciones líderes Merval perdieron 2% y el dólar cerró sin cambios a 3,82 pesos en las casas de cambio de la Citi porteña.

Los tenedores de bonos celebraron el anuncio del Fondo del Bicentenario, pero ahora sufren de lleno la crisis entre el Banco Central y el Gobierno. Los papeles de deuda pública no paran de caer y en el peor de los casos ya perdieron 19% desde el miércoles pasado.

Los bonos experimentaban bajas en torno al 3 o 4 por ciento hasta las 16.30, pero el escepticismo se apoderó de los financistas cuando el juez Thomas Griesa decidió embargar los fondos que la entidad presidida por Martín Redrado tiene en la Reserva Federal de los Estados Unidos. En ese momento, los inversores no paraban de acosar telefónicamente a sus asesores para que les recomienden qué hacer. La mayoría de los fondos de inversión, tanto locales como internacionales, les aconsejaron a sus clientes desprenderse de los papeles, que se hagan de efectivo, aprovechen que el año pasado los títulos subieron hasta 340% y que en el mejor de los casos vuelvan a comprar cuando el escenario se tranquilice. Esto llevó a que el volumen operado en los títulos alcance los 148 millones de pesos, mientras que el promedio habitual ronda los 85 millones. Los papeles que más descendieron fueron el cupón PBI en dólares (11,9%), el PRO 13 cayó (7%) y el Par en Pesos (6,8%).

Muchos inversores se volcaron a comprar bonos durante las últimas semanas del año porque el Gobierno tenía previsto anunciar a principio de enero una propuesta para los tenedores de títulos en default que no aceptaron el canje de 2005. Pero el conflicto entre el Central y el oficialismo prorrogó los plazos y ahora se especula con que recién se presentaría a fines de febrero. El ministro de Economía, Amado Boudou, ratificó durante la conferencia de prensa que brindó en el Palacio de Hacienda que "el canje de deuda sigue en marcha" y explicó que el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, se encuentra en Londres avanzando con la operatoria.

El Riesgo País, que registra el diferencial de tasas entre los bonos soberanos y los de Estados Unidos, saltó 44 unidades y alcanzó los 726 puntos. Sin embargo, todos los financistas reconocen que la situación es completamente diferente a la del 2001, cuando el riesgo país no paraba de robarse minutos de cámara y era el termómetro de la situación política-económica.

El dólar terminó sin cambios en las pizarras porteñas y cerró a $ 3,82 para la venta y $3,78 para la compra. La demanda de la divisa norteamericana se mantiene constante porque las personas saben que independientemente de quien sea el presidente del Banco Central, la cotización del tipo de cambio no va a experimentar grandes cambios. La mesa de dinero de la autoridad monetaria ya no la maneja Martín Redrado, pero la estrategia no parece ser muy distinta. Durante la rueda vendió 30 millones de dólares para evitar que subiera un centavo y así dar una vez más la señal de que el precio no se va a alterar en el corto plazo.

Las acciones del Merval perdieron 2% y las principales caídas se dieron en Aluar (-4,65%), Grupo Galicia (-3,9%) y Siderar (-3,6%). Los inversores especulan con que el panorama del mercado accionario es más optimista que el de los bonos y manifiesta que durante los próximos días pueden darse subas en algunos títulos

Comentá la nota