Los bonistas italianos quieren detalles de la oferta argentina

El banquero Nicola Stock dijo que "todo está aún en las nubes"; reclamo oficial por Telecom
ROMA.- Los representantes de los bonistas italianos expresaron su descontento porque el Gobierno sigue sin aportarles detalles de la oferta del canje para salir del default, mientras que el ministerio de Finanzas de este país pidió una compensación para ellos.

En Italia se estima que quedaron unos 200.000 pequeños ahorristas fuera del canje de 2005. De estos, unos 180.000 que aún poseen US$ 4500 millones en "tango-bonds" están representados por la Task Force Argentina (TFA) de Nicola Stock. La TFA inició un recurso contra la Argentina ante el Ciadi (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones), tribunal del Banco Mundial.

El resto, patrocinados por abogados especializados de diversas asociaciones de consumidores, iniciaron una avalancha de juicios en contra de los bancos italianos, en muchos casos considerados culpables por haber vendido en forma poco transparente los otrora rentabilísimos títulos argentinos.

En una misión sin duda compleja, el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, se reunió con el viceministro de Economía italiano, Giuseppe Vegas, que reclamó una solución del problema "tango-bonds", algo que hizo que las relaciones bilaterales se precipitaran a uno de sus niveles más bajos en años. "El gobierno está muy interesado en que los acreedores italianos obtengan una satisfacción, y sean reembolsados por lo que invirtieron", sentenció Vegas, según la agencia ANSA.

Durante la reunión, hablaron asimismo sobre la delicadísima cuestión de Telecom Argentina. "Nosotros comunicamos nuestra posición sobre el tema; tiene que haber libertad de empresa y no puede ser nacionalizada", sostuvo Vegas.

El funcionario argentino, al parecer, le dijo que no era un tema en el que él tuviera participación.

Lorenzino también tuvo un encuentro con directivos de la Consob (Commissione Nazionale per le Società e la Borsa), que le hicieron saber que la comisión deberá darle el visto bueno al nuevo canje. Como no podía ser de otra manera, el secretario de Finanzas también se entrevistó con Nicola Stock. Durante el encuentro, que duró una hora y fue cordial porque ambos se conocen desde 2005, cuando hubo una renegociación de bonos de la provincia de Buenos Aires, "fue todo muy vago", contó a LA NACION Stock, sin ocultar su habitual escepticismo.

El presidente de la TFA lamentó sobre todo no haber obtenido ninguna novedad concreta sobre la oferta de canje que vendrá.

"Me parece que todo está todavía muy en las nubes... Yo me imaginaba que me iban a mostrar un borrador de la oferta, pero no hubo nada concreto sobre qué discutir", indicó Stock. Lo único que Lorenzino le confirmó es que, tal como había dicho en su momento el ministro de Economía, Amado Boudou, la nueva oferta será "ligeramente" peyorativa con respecto a la de 2005. "Me pregunto por qué viajó Lorenzino... Quizá quiso sondear si podemos llegar a adherir a una oferta parecida a la precedente. Pero si la oferta es peyorativa, acá no podrá haber reacciones positivas y seguiremos adelante con el recurso ante el Ciadi", adelantó. "Si hubiera ofertas diferentes, las analizaremos", agregó.

Stock, asimismo, no ocultó su perplejidad ante lo que está sucediendo en el país, "donde la presidenta Kirchner dice que comer carne de cerdo es mejor que el Viagra, y le da 12 millones y medio de dólares a un piloto...". Además, estimó que, debido a las dificultades que hay en este momento, la oferta no podrá iniciarse antes de marzo.

Finalmente, Sandro Gozi, parlamentario del Partido Democrático, el principal de la oposición, que hace una semana presentó un pedido de interpelación al ministro de Economía, Giulio Tremonti, justamente para pedirle explicaciones ante el candente tema de los "tango-bonds", reflejó el clima de frustración que reina en Italia al respecto.

Gozi, que había pedido a través de la embajada un encuentro con Lorenzino, que nunca ocurrió, a través de un comunicado le hizo al funcionario argentino las preguntas que hubiera querido hacerle en persona: "¿Es verdad que la Argentina depositó 40.000 millones de dólares en Suiza [en el Bank for International Settlement de Basilea]? ¿Cuándo resarcirán a los inversores italianos? ¿Por qué no usan el dinero depositado en Suiza para comenzar a resarcir a los 180.000 inversores italianos estafados? ¿Serán también éstas palabras al viento?".

Comentá la nota