Bonfatti y Spinozzi definen agenda

El ministro de Gobierno y el presidente del PJ provincial lograron el primer acuerdo: avanzarán en la reforma política. En tanto, una comisión bipartita definirá un paquete de leyes para mejorar el sistema electoral.
El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti y el presidente del Partido Justicialista, Ricardo Spinozzi, definieron ayer la agenda del diálogo en la provincia y lograron el primer acuerdo: avanzar en la reforma política. Una comisión integrada por representantes de ambas partes oficialismo y oposición analizará ahora un paquete de leyes para mejorar el régimen electoral de Santa Fe que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha propuesto como modelo a seguir en el país. Una de las iniciativas sería la boleta única. "Ha sido un encuentro muy fructífero", dijo Bonfatti. Y Spinozzi coincidió. Los otros temas de la agenda son los que ya propuso el gobierno: reforma constitucional y presupuesto 2010 y cinco que sugirió el PJ: pobreza, exclusión, empleo, inseguridad, situación financiera de municipios y comunas y un supuesto trato discriminatorio a intendentes y presidentes comunales justicialistas que Bonfatti se encargó de negar. Para avanzar en el segundo punto, el ministro le dijo a Spinozzi que el Frente Progresista ya "descartó totalmente" el sistema unicameral en la provincia y le ofreció un compromiso escrito del gobernador Hermes Binner que no se postulará para la reelección en 2011.

La reunión Bonfatti Spinozzi se extendió dos horas. El ministro estuvo acompañado por el secretario de Gobierno y el presidente del PJ, por uno de los vicepresidentes, Jorge Fernández, enrolado en las filas K. "Le hemos manifestado al ministro Bonfatti nuestro acuerdo de sentarnos a dialogar. Siempre pensamos, desde el primer día de la gestión del gobernador Binner, que era necesario hacerlo porque el PJ tiene mayoría en el Senado. Entendemos que una buena lectura del resultado electoral del 28 de junio hizo que el gobierno recapacitara en este tema. Así que hemos venido a aceptar esta invitación al PJ a dialogar que pretendemos que se mantenga en el tiempo hasta el último día de gestión de Binner", afirmó Spinozzi.

Después del encuentro, Spinozzi primero y luego Bonfatti por separado hicieron su propio balance del diálogo. Estos son los puntos sustanciales.

* Reforma política. El ministro y el presidente del PJ acordaron constituir una comisión bipartita para mejorar el régimen electoral. Una de esas iniciativas sería la boleta única. Ya el año pasado, Bonfatti había entregado al justicialismo y a los partidos del Frente Progresista cinco proyectos de ley sobre este tema, así que ahora se reanudará el debate pero en el seno de la comisión. "Si bien este tema no es prioritario pasó a ser central, a partir de que la presidenta de la Nación propuso para el país un régimen electoral similar al de Santa Fe, es decir nos tomó como ejemplo", dijo Spinozzi. "Por lo tanto, tenemos que realizar rápidamente un trabajo para detectar los inconvenientes que tiene el sistema y mejorarlo con modificaciones en la Legislatura. Así que mañana (por hoy) vamos a designar los representantes del PJ para que trabajen con representantes del gobierno para ver en qué reformas políticas vamos a avanzar", agregó.

* Reforma constitucional. No hubo tantas discrepancias como antes. El PJ vio con agrado que el gobierno ya bajó definitivamente su proyecto de sistema unicameral (que significaba la extinción del Senado, hoy convertido en el enclave político del justicialismo) y ofreció un compromiso escrito de Binner que no se postulará para la reelección, en 2011. "Lo vamos a analizar en el seno del consejo del PJ" que se reune hoy, dijo Spinozzi. "Trataremos de armar un equipo de especialistas, primero, para saber si la reforma es necesaria o no. Y definir la opinión del PJ sobre la necesidad y la oportunidad de la reforma. Aunque también hay una gran cantidad de temas que pueden resolverse por vía legislativa como la autonomía municipal, los mecanismos de democracias semidirectas o nuevos derechos", explicó. Según Bonfatti, Santa Fe es la única provincia del país que no actualizó su constitución desde la reforma del año 1994, y si bien no es una demanda social apremiante, significa una deuda con la democracia y la calidad institucional.

* El presupuesto 2010. Es el asunto que más apremia al gobierno, sobre todo por su necesidad de aumentar los recursos con una reforma tributaria. Pero el que muestra más discrepancias. "El ministro nos dijo que hay que agrandar la torta para luego pensar en cómo distribuirla", comentó Spinozzi. "Pero cuando nos hablan de recursos agregó , nosotros queremos hablar de gastos, ver cómo se puede optimizar o moderar el gasto, que hoy avanza a ritmo mayor que los ingresos. La plata no alcanza porque los gastos suben a un ritmo superior al de los ingresos que también suben, creo que comparados con el primer semestre del año pasado han tenido un incremento del 19 por ciento. Lo que ocurre es que el gasto sube mucho más rápido". Hoy la provincia se encuentra en un momento delicado con un rojo fiscal sorprendente para nosotros porque en seis meses tiene un déficit de 510 millones de pesos y si no se adoptan medidas urgentes para controlarlo vamos a llegar a fin de año con déficit de más de 1.000 millones de pesos", advirtió Spinozzi.

En cambio, Bonfatti explicó que "el déficit es producto" de la caída de la actividad económica, "de una economía que crecía a 8 por ciento anual y dejó de crecer (a ese ritmo). Este decrecimiento impacta en las cuentas públicas por mayores egresos porque hemos decidido que los salarios de los trabajadores públicos no se depriman ante la inflación: el año pasado la masa salarial aumentó el 27 por ciento y este año un 15 por ciento. Y a eso hay que sumarle mayores gastos sociales y temas que no son menores como el avance del dengue, la epidemia de gripe A y la sequía. Creo que nos ha tocado una situación compleja, con mayores gastos y menores ingresos productos del decrecimiento de la actividad económica", concluyó el ministro.

Comentá la nota