Bonfatti reconoció que se estudiará con el PJ un aumento de impuestos

Bonfatti reconoció que se estudiará con el PJ un aumento de impuestos
El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, admitió ayer que, de existir consenso con la oposición, se remitirán a la Legislatura algunas modificaciones tributarias para mejorar la situación económica de los municipios y comunas de la provincia. Lejos de la mentada reforma tributaria, básicamente lo que está en danza es un simple aumento de impuestos: patentes y/o inmobiliario, que podría estar acompañado por la aplicación de ingresos brutos a un acotado número de grandes industrias que no tengan su sede en Santa Fe.
Tras recibir ayer a diez presidentes comunales del sur santafesino, quienes le solicitaron que no se descuente el anticipo financiero otorgado en diciembre pasado por la provincia, Bonfatti echó mano de una reiterada metáfora que viene utilizando la gestión socialista para hablar de recursos. "Es necesario agrandar la sábana" dijo como argumento para explicar la necesidad de sumar recursos para luego poder repartirlos.

En estos términos explicó la nueva avanzada para subir los impuestos provinciales (patentes y/o inmobiliario) que les permita obtener más recursos para repartir con municipios y comunas, que denuncian estar asfixiados económicamente.

   El ministro recordó que la reforma tributaria propuesta por el Poder Ejecutivo provincial el año pasado "no fue factible" y que "en este momento seguir insistiendo con eso puede tener un empantamiento político, entonces nos parece que hay que encontrar un atajo como para poder llegar a algún tipo de acuerdo", explicó.

De dónde sale la plata. Bonfatti admitió que en diciembre mantuvo "conversaciones", que se retomarán en febrero cuando se reinicie la actividad legislativa, con el senador y presidente del Partido Justicialista provincial, Ricardo Spinozzi. "Se podrían incluir el tema de patentes y el impuesto inmobiliario, e ingresos brutos para aquellas industrias que no son de la provincia de Santa Fe", dijo.

   Sobre este punto, el ministro explicó que "cuando cualquier industrial (de Santa Fe) va a vender un producto en otra provincia tiene que pagar un 3 ó 3,5% (de ingresos brutos), y acá las industrias que son de afuera pagan el 1,5%. Entonces, se tratará de que también haya un equilibrio fiscal y que Santa Fe no sea una isla fiscal", señaló.

   "La idea es charlar estas cuestiones y, si hay acuerdo, tratarlo (en la Legislatura). Existe la necesidad —continuó el ministro— de agrandar la sábana porque, en el marco de la realidad, no hay posibilidades de seguir sosteniendo lo que plantean con toda crudeza presidentes de comunas e intendentes".

   En relación al proyecto de reforma tributaria enviado a la Legislatura en 2008 y que fue rechazado por la oposición, el funcionario recordó: "Creíamos que hacíamos justicia para que tributaran aquellas industrias que facturasen más de 4 millones de pesos anuales; empresas grandes que dábamos el nombre y apellido como Cargill, Petrobrás, General Motors, que no pagan ingresos brutos. Nos parecía que si una peluquera de la esquina paga ese tributo, por qué no lo iba a hacer un gran empresario de la provincia".

Comentá la nota