Bonfatti y Atilra: "Muchos tendrán que desdecirse"

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, dijo que en las "filmaciones" del enfrentamiento sindical de Atilra, que arrojó un muerto hace una semana, "se ven con toda claridad los hechos". El principal ministro del gobernador Hermes Binner, en declaraciones a LT8, defendió el accionar policial ese día y apuntó que "cuando vean las filmaciones creo que muchos van a tener que dar vuelta de lo que han dicho. Tengo todos los informes que nos ha dado el Ministerio de Seguridad en donde están las filmaciones y cómo se ven con toda claridad los hechos".
A los pocos minutos le respondió el abogado Carlos Varela, defensor del patovica detenido Raúl Cazón —imputado del crimen del trabajador Héctor Cornejo—, quien reclamó que Bonfatti "se quede donde está" y no hable. "Cuando la política entra en la casa de la Justicia, decía Rafael Bielsa, la Justicia salta por la ventana. Que Bonfatti se quede donde está, que dé las explicaciones que tenga que dar (si es que las tiene que dar), que de la Justicia nos ocupamos los abogados, los fiscales y los jueces, no los políticos".

Varela manifestó que "no son contundentes las pruebas que están en el expediente. Lo único que hay es una filmación donde se distingue con poca diferencia, porque cuando se han acercado a los rostros no se pueden determinar las facciones de las personas filmadas. No existe ninguna filmación donde se vea a persona alguna, no sólo a nuestro defendido, en el momento del hecho. No es que existen filmaciones donde se ve que Cornejo cae herido y alguien que le dispara".

La detención de Cazón —quien se entregó el sábado pasado— fue ordenada por la jueza María Luisa Pérez Vara luego de ver filmaciones del cruento episodio cerca del cruce de San Luis e Iriondo, en inmediaciones de la filial Rosario del sindicato de la industria lechera.

Eso, más el secuestro de armas en el propio gremio, colocó en la mira a los sindicalistas locales enfrentados con la conducción nacional que había coordinado el envío a la ciudad de centenares de afiliados.

Trámite

Ayer la jueza María Luisa Pérez Vara tomó declaración informativa a representantes de otros gremios que habían concurrido a la filial local de Atilra el miércoles de la semana pasada y resultaron espectadores del sangriento choque sindical. La policía, una vez ocurridos los sucesos, los había demorado impidiéndoles la salida hasta media tarde.

Comentá la nota