Bonfanti: "No queremos pelearnos con Benítez, pero falta documentación"

El secretario de Obras y Servicios Públicos de Resistencia dijo que la coordinación entre municipalidad e Instituto de Viviendas existe, pero que hay "ausencia de documentación" vinculada a barrios como La Rubita, Emerenciano y la urbanización de los terrenos del "Campo Zampa". Sostuvo que Aída Ayala "no está buscando polemizar con el titular del Instituto de Viviendas, pero queremos que estas cosas se regularicen".
A raíz de las declaraciones de José "Abá" Benítez, presidente del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV), Oscar Bonfanti señaló a Diario Chaco.com que "la coordinación existe, pero hay casos puntuales sobre los que el Instituto no ha presentado documentación". Ayala había dicho que se entera de la inauguración de los barrios "por los diarios".

Según Bonfanti, en la municipalidad no tienen documentación que avale la compra o cesión de los terrenos del Ejército para la construcción del barrio Emerenciano, "a pesar de que el gobernador declaró que se habían comprado". Como no obran antecedentes de la situación dominial de los predios, se obstaculiza la planificación de apertura de calles y recolección de residuos. Lo mismo pasa con los casos de La rubita y Campo Zampa.

ZONA NORTE

Si bien en la mayoría de las planificaciones de desarrollo urbano la coordinación entre el organismo y la municipalidad es buena, el funcionario se refirió a la situación de las aproximadamente 2 mil hectáreas que se extienden entre la Ruta Nicolás Avellaneda y la "Defensa Norte".

Las propuestas de urbanización remitidas por el IPDUV tienen que ser aprobadas, por vía de excepción, por el Concejo Municipal, pero "el proyecto está esperando ser tratado desde el año pasado". Si la ordenanza no se aprueba, no se puede construir legalmente.

El impacto habitacional que puede generar el desarrollo hacia el cuadrante Norte de la ciudad, implica también la realización de estudios hidráulicos para la construcción de cloacas y desagües, en cuyo caso es la Administración Provincial del Agua la que tiene que encararlos, aunque, apuntó, "si la APA no lo puede hacer, vamos a conveniar con la facultad de Ingeniería de la UNNE para llevar a cabo los estudios".

"COORDINACIÓN"

Sobre la metodología de trabajo para aprobar una urbanización, Bonfanti explicó que los procedimientos, cuando se recibe una carpeta de consulta, suponen información básica como la documentación de factibilidad de agua corriente y cloacas por parte de la empresa Sameep, y de redes eléctricas por parte de Secheep. "Además la Administración Provincial del Agua tiene que certificar la aptitud, desde el punto de vista hídrico, de los terrenos". Algo así como un "certificado de no inundabilidad".

El análisis de los encuadres técnico legales según las ordenanzas vigentes puede ocasionar incluso que se solicite rehacer el proyecto, "pero en general no suele haber inconvenientes". Finalmente dijo que la ausencia de documentación en los casos mencionados se puede subsanar. "Para nada queremos pelearnos con el presidente del Instituto de Viviendas, pero tiene que haber un marco de coordinación más importante".

Comentá la nota