Bonetto dio explicaciones para la platea juecista

El secretario de Gobierno de la Municipalidad, Marcel Bonetto, concurrió ayer al Concejo Deliberante para responder una serie de cuestiones...

El secretario de Gobierno de la Municipalidad, Marcel Bonetto, concurrió ayer al Concejo Deliberante para responder una serie de cuestiones sobre su relación con el empresario Hugo Ardiles, a quien la Justicia le otorgó la propiedad de la empresa Cive.

La citación es producto de un proyecto impulsado por el Frente Cívico, que huele a botín político en plena campaña electoral, a sabiendas de que nada es más "correcto" políticamente que defender a los trabajadores a días de los comicios.

Bonetto se hizo presente en la Comisión de Legislación General, a la cual concurrieron la mayoría de los ediles juecistas, y sólo algunos pocos representantes de los otros bloques.

En la sala también se encontraban unos cinco trabajadores de la empresa de vidrios templados, quienes denunciaron ante este medio haber sido golpeados por 70 policías cuando fueron desalojados en la madrugada del martes del Palacio 6 de Julio.

Catorce puntos fueron los que respondió el funcionario municipal, todos orientados a desentrañar su supuesta vinculación con el empresario. La exposición fue breve, y casi sin repreguntas por parte de los presentes.

Quizás haya sido la ausencia de show mediático lo que acalló a los alfiles de Luis Juez, que poco incomodaron con inquietudes a Bonetto, a tal punto que éste termino agradeciendo la cordialidad con que fue tratado.

La indagación se produce porque Adrián Vitali, ex director del CPC de Villa El Libertador en la gestión de Juez, el funcionario giacominista y Ardiles le sugirieron realizar inspecciones en la planta ubicada en Vélez Sársfield 4300 para clausurarla y así acelerar la quiebra.

La familia de Bonetto es dueña de la firma Condor Group, que tiene como empresas vinculadas al negocio del vidrio a Hasa S.A y a Hasa Cristales. Esta última, donde trabajan los hermanos del funcionario, fue adquirida por Ardiles.

Al ser consultado sobre la vinculación con el dueño de Cive, empresa cuyas instalaciones fueron declaradas de "interés público" y sujetas a expropiación por una ordenanza del Concejo Deliberante, Bonetto aclaró que sólo conoce al empresario por la mencionada transacción comercial.

Contradicciones

Para los trabajadores de Cive, las declaraciones de Bonetto en el Concejo son "contradictorias y esconden el negociado con Ardiles".

En ese sentido, el abogado de la cooperativa, Gustavo Valdez, dijo: "Cuando le preguntaron si conocía a Cive, dijo que sólo porque pasa por allí en auto diariamente, pero seguidamente reconoció que una vez hubo una vinculación entre esa empresa y la suya por un trabajo para un diseñador".

"Además hoy dijo que conocía a Ardiles, y hace tiempo había dicho en los medios que no lo conocía", señaló el letrado.

Luego de la audiencia, los ediles del Frente Cívico se abalanzaron sobre los trabajadores para comentarles y planear la manera de "ayudarlos" en el Concejo, que en clave juecista significa sólo sacar rédito político.

Comentá la nota