Bonasso: "Tuvimos una bellísima oportunidad, a mi juicio malograda"

Voces sobre la ley de medios
MIGUEL BONASSO

Diálogo por Buenos Aires

"Desgraciadamente, los diputados que tratamos el proyecto tuvimos una bellísima oportunidad, a mi juicio malograda. Temo que no sólo se hayan aprobado errores, sino hasta fragmentos viciados de inconstitucionalidad. Esta ley es mejor que el engendro que se gestó durante la dictadura, pero quise dejar en claro que no me gustó que la reforma se diera a esta velocidad y menos si se violaba un principio que hace a la absoluta imparcialidad de los medios gestionados por el Estado. Los medios públicos deben pertenecer al Estado, no al Gobierno y por eso sólo pueden depender de la única institución plural de la Nación: el Congreso. No puedo hacer una ley para la semana que viene ni quedar preso de un conflicto entre el Gobierno y Clarín. Deseo una pluralidad democrática. Si voté en soledad, lo lamento, pero a veces uno debe resignarse a estar solo, si estar acompañado significa contrariar sus convicciones"

SILVIA AUSBURGER

Socialismo

"Desde el socialismo demostramos ser coherentes con nuestra historia en el debate sobre medios y por eso, desde el primer día, dijimos que íbamos a debatir la ley sin ningún tipo de especulaciones en cuanto a las mayorías parlamentarias o al momento en que se la pusiera en debate. Para nosotros es necesaria una herramienta legislativa que limite la concentración de medios que desde hace años vienen relativizando la libertad de prensa y de expresión que hoy muchos dicen defender. Esto no se logra sustituyendo un monopolio por otro, como lo planteaba el proyecto original del oficialismo, permitiendo el ingreso de las empresas comerciales de telefonía. Por eso para nosotros la limitación expresa para las empresas comerciales de servicios públicos y concesionarios del Estado que ingresen a la radio difusión ha constituido un punto de inflexión para el tratamiento de esta ley"

ADRIAN PEREZ

Coalición Cívica

"Desde la Coalición Cívica siempre sostuvimos que era necesario que el Congreso discuta una ley de medios de comunicación que asegurara el acceso a una información plural y libre por parte de la ciudadanía y la libertad de expresión irrestricta de la prensa. El proyecto conspira contra la posibilidad de que el periodismo independiente cumpla plenamente con esa función. Por la discrecionalidad de la autoridad de aplicación y la vigencia de la desregulación de la publicidad oficial, el diseño comunicacional que propone el Ejecutivo invierte la relación entre prensa y poder: crea un marco normativo que le garantiza al gobierno de turno, no al Estado, controlar a la prensa. De allí nuestra oposición y nuestra preocupación. Una vez más el kirchnerismo, en su afán de imponer su voluntad con rapidez, cercenó los tiempos del debate parlamentario a niveles inéditos y la Argentina perdió la oportunidad de tener una política de Estado expresada en una ley de consenso"

OSCAR AGUAD

Unión Cívica Radical

"El intervencionismo para controlar la elaboración de contenidos, la adjudicación de licencias y el retiro de las mismas por «razones de mejor administración», aventuran un intento de amordazar la crítica. La disposición discrecional de la pauta de publicidad, incrementada significativamente, sin regulación, no desmonopoliza los medios de comunicación; instala un escenario donde los dictados de una autoridad de aplicación, con mayoría oficialista y dependencia de la Jefatura de Gabinete, ataca la sustentabilidad de pequeños y medianos medios y servicios audiovisuales creados en las provincias. Quienes invirtieron, atento a la prórroga extendida hasta 2017 por el ex presidente Kirchner, deberán malvender en un año o padecer la expropiación. La intención de sancionar una ley a los empellones, con visos de nulidad e inconstitucionalidad atropella la jurisdicción federal, es un ataque a la armónica convivencia y otra manifestación de intolerancia y de abuso"

Comentá la nota