Bonasso: "El acuerdo con la minera Barrick Gold es corrupción del más alto nivel"

Bonasso: "El acuerdo con la minera Barrick Gold es corrupción del más alto nivel"
El diputado insistió en que "la presidenta Cristina Fernández vetó la Ley de Glaciares para permitir ese negocio y hasta se reunió con un delincuente".
El tema de la Barrick Gold, la multinacional minera del negocio del oro más poderosa del mundo, mereció anoche buena parte de "Palabras más, palabras menos", el programa de Tenembaum y Zlotogwiazda en TN. Allí el diputado nacional Miguel Bonasso, uno de los impulsores de tan célebre como efímera "Ley de Potección de Glaciares", acusó a la presidenta Cristina Fernández de "reunirse con un delincuente, el presidente de la Barrick Gold, que es un personaje vinculado a grandes delincuentes del escenario internacional como Gaith Pharaon, BCCI, Ferdinand Marcos, el escándalo Irán-contras y otros".

"Es tan burdo el argumento de Cristina de vetar la ley diciendo que va a buscar consenso sobre el tema, que yo le preguntaría que mayor consenso puede haber en la Argentina que una ley votada por el Congreso por unanimidad", precisó Bonasso, considerando "un tema lisa y llanamente de corrupción" el aval del kirchnerismo al proyecto minero de Pascua Lama, que la Barrick Gold está poniendo en marcha con la obvia adhesión del gobernador José Luis Gioja y su hermano, el senador César Gioja.

Cuando los periodistas le preguntaron de qué tipo de corrpción estaba hablando, Bonasso fue tajante: "esto es corrupción del más alt nivel".

Un rato más tarde, y sobre el mismo tema, Fernando "Pino" Solanas destacó que "enla Argentina, la minería es la unica rama de la economía a la que se le permite exportar sin exigencia de reingresar las divisas, a nosotros no nos sirven para nada estos proyectos mineros, lo unico que dejan es una contaminación monumental. Si tomamos el caso de Pascua Lama, la Barrick Gold, se va a llevar 40 millones de onzas de oro y 1000 millones de onzas de plata, todo eso representa más de 50 mil millones de dólares".

"Ademas del dinero que se llevan, casi sin costo, y la contaminación que dejan, a estos señores hay que subsidiarlos", agregó Solanas, indicando que ello se debe a un decreto de Kirchner del 2004. "Después de haber deducido gastos de extracción, de producción, de seguros... terminan pagando como mucho el uno por ciento", indicó Solanas, destacando que "los subsidios que reciben, del orden del 2,5 por ciento de lo que exportan, les cubre los gastos de producciòn de todo un año. Y son los propios funcionarios de estas empresas y los provinciales vinculados al negocio, los que hacen los informes de impacto ambiental...".

Comentá la nota