Bonafini mediará en favor de los miembros de las FARC detenidos en cárceles colombianas.

Quiere que los intercambien con rehenes cautivos en la selva. "Uribe debe debe demostrar que él también quiere el intercambio humanitario", dijo la titular de las Madres.
La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, aceptó mediar a pedido de los integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas-Ejército del Pueblo (FARC-EP), presos en las cárceles de Colombia, que reclaman ser intercambiados con los rehenes que aún mantienen en la selva los guerrilleros.

En un comunicado, Bonafini afirmó que "resulta indispensable el intercambio humanitario". El 23 de diciembre, un grupo de presos de las FARC había pedido en una carta dirigida a la senadora liberal Piedad Córdoba pidiéndole que continúe trabajando por el canje humanitario y reclamando la participación en el proceso de la titular de Madres de Plaza de Mayo.

En aceptación al pedido, Bonafini subrayó que el presidente colombiano Alvaro Uribe "debe demostrar que él también quiere el intercambio humanitario y que pondría voluntad democrática para llegar al fin deseado".

"El pueblo colombiano quiere la paz", remarcó Hebe de Bonafini, y agregó que "todas las Madres también. Esperamos que en 2009 se pueda llegar a un acuerdo", concluyó. En el texto, el grupo de las FARC pidió que se los deje de llamar delincuentes y terroristas y pidieron, en cambio, que se los considere "prisioneros de guerra".

Comentá la nota